12 marzo 2009

La objetividad no existe


Debatiendo en un foro alguien me dice que mi blog es subjetivo y que sería más interesante si presentara los hechos de forma objetiva para que la gente que los lee sacara sus propias conclusiones. Entonces yo le contesto que la objetividad no existe, él me pone un ejemplo, yo le señalo los puntos que creo que son interpretaciones y él termina diciendo que todo el mundo entiende lo que se quiere decir con que las descripciones son objetivas.

¿Existe la objetividad entonces? Porque yo creo que no. Es decir, los hechos existen, pero la objetividad para narrarlos no existe. Todo el mundo al ver, oír, oler, percibir, sentir o lo que sea un hecho lo interpreta dentro de su propia experiencia y conocimiento del mundo, además de darle los tonos y connotaciones de su propia visión e ideología.

Por ejemplo, el lenguaje te enseña a ver el mundo de un modo. Al narrar lo que sucede estás interpretándolo según el idioma que utilizas para describirlo. Así el color azul y el verde son distintos en español pero no siempre en japonés. El singular y el plural son muy claramente diferentes en las lenguas europeas pero no en todas las asiáticas. El blanco no es un color sino muchos diferentes para un groenlandés. Y así podemos seguir hasta el infinito.

Por otra parte, no es solo el lenguaje, sino también nuestra edad, nuestra cultura, nuestras experiencias, nuestra religión, nuestros sentimientos, nuestro humor, etc., ya que todo ello forma parte de la forma en la que uno interpreta y entiendo lo que uno ve.

Incluso la fotografía no es objetiva. El fotógrafo elige el motivo y con ello nos cuenta lo que es importante para él... justo como Bart en esta imagen.

Y ya ni que decir tiene lo que escriben los periodistas. Para empezar, escogen las noticias. Para seguir, nos las cuentan con un lenguaje que valora lo que van contando. Para terminar, dejan claramente que su ideología política y su cultura se vean en sus interpretaciones, a menudo con la meditada intención de manipularnos.

En el fondo ni la misma ciencia, que se supone que es la explicación objetiva de las cosas, es completamente objetiva. Toda teoría está basada en unos principios que son indemostrables de forma objetiva. Así, hoy se acepta algo como "verdad científica" y mañana se descubre otra cosa completamente diferente y la "verdad científica" cambia.

Otro ejemplo, ahora personal. Recuerdo un caso en el que discutí con una de mis exs españolas sobre si en Madrid nieva o no. Los hechos objetivos son unos, y nuestra idea de lo que es nevar es otra diferente. Y aparentemente tanto que no nos poníamos de acuerdo.

Pues bien, mi blog, como todo, no es objetivo. Pero es que tampoco pretendo que lo sea. Yo escribo aquí para contar mi visión del mundo. Y los que comentan, me cuentan la suya. Para eso existen los blogs, o al menos el mío :-)

votar





12 comentarios:

  1. Muy bueno tu blog! Esta entrada me hizo recordar lo dicho por un profesor espanol, claro que mis opiniones son subjetivas, si yo soy un sujeto no un objeto...
    Y pues eso, que por lo que he visto,este blog se trata de opiniones y no de verdades científicas.
    Y aunque en teoría existen verdades científicas, como que los seres humanos necesitamos oxígeno para vivir, y hasta hace unos días las teorías de Einstein eran verdades irrefutables, antier leí un artículo que las contradice. De manera que, sigamos opinando...como sujetos pues!

    Un saludo,
    http://geraldinasplace.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Geraldina. Para eso tenemos un blog, para opinar :-)

    Saludos a ti también.

    ResponderEliminar
  3. Estimada Lille:
    Si la objetividad no existe, entonces no es objetivo el que la objetividad no existe, sino simplemente tu subjetiva opinión al respecto. Y si la objetividad no existe, entonces tampoco puedes hacer un juicio de valor sobre si hay o no motivos para estar a favor o en contra de los condones o de la droga o de la homosexualidad o de cualquier otra cosa. Si la objetividad no existe, entonces estamos encerrados en nuestra subjetividad y condenados a no entendernos sino a que cada uno piense y actúe con su subjetividad. Si la objetividad no existiera no podría haber justicia, ni leyes, ni condenas, y el mundo sería un caos. Claro que, según tú, como la objetividad no existe, este es mi subjetivo punto de vista sobre el asunto, por lo que no tendrá mucho valor. Pero lo peor de todo es que tú no podrás invocar que tu subjetivo punto de vista sí que lo tiene.

    Un cordial saludo.

    JOSÉ GIL LLORCA

    ResponderEliminar
  4. Anónimo26/3/09 0:13

    Me sorprenden comentarios como el de Jose, partiendo de que las leyes, los juicios y demas estan sujetos a revision y realizados por hombres, como puede alguien decir que son objetivos? Pueden parecerlo, pero son subjetivos en funcion de la gente que decida, como el juez en cuestion, el conocimiento de las leyes de los abogados y otras muchas cosas.

    ResponderEliminar
  5. Estimado "A dijo...":
    Eso que tú dices es muy subjetivo. Y como tal no puedes reprocharme a mí que diga lo que quiera y lo que me parece porque cada uno tiene su propia subjetividad. Y como no hay nada objetivo ¿en virtud de qué se va a juzgar a una persona si ha cometido o no un delito? ¿El Código Penal describe delitos objetivos? Sería imposible un código penal, ni abogados, ni nada de nada. Lo que pasa es que no te has detenido ni dos segundos a pesar bien lo que yo he dicho.

    Un cordial saludo.

    JOSÉ GIL LLORCA

    ResponderEliminar
  6. Pues se juzga en virtud de las pruebas y el conocimiento de las leyes que tengan los abogados, fiscales y demás. Todo ello de forma subjetiva por cada uno de todos ellos. Ademas del hecho en si mismo de la objetividad del código penal y otros, realizados por hombres y amendados cientos de veces por los errores o vacíos subyacentes.
    Creo que no soy yo el que no se detiene a pensar dos minutos...

    ResponderEliminar
  7. A "A dijo...":

    ¿En virtud de las pruebas? ¿Qué pruebas? Si las pruebas no son objetivas ¿cómo se va a juzgar en virtud de las pruebas? Y ¿cómo van a conocer los abogados las leyes, si no puede haber leyes en cuanto no admitimos la objetividad?
    Negar la objetividad cierra la posibilidad de todo diálogo. Otra cosa es que la objetividad sea absoluta. Pero esa es otra cuestión distinta. Si no hubiera objetividad, no podríamos estar escribiendo mensajes. Podemos hacerlo porque las letras y las palabras son objetivas. Y si digo "casa", estoy "objetivamente" refiriéndome a una cosa concreta que tu entiendes precisamente porque no es algo meramente subjetivo.

    Un cordial saludo.

    JOSÉ GIL LLORCA

    ResponderEliminar
  8. Anónimo27/3/09 0:41

    Precisamente, si tu dices casa yo puedo pensar que te refieres a un chale de p.m. en primera linea de playa y con 4 plantas o a una chabola en las barranquillas. Subjetividad.

    Una cosa es buscar que las cosas sean lo mas objetivas posibles y otra que realmente lo sean. Igual que una cosa es buscar la riqueza y otra que la llegues a tener en tu corta vida.

    ResponderEliminar
  9. A "A dijo...":
    Mira, no tengo tiempo para seguir con esta discusión. Que cuando yo digo casa, tú sabes perfectamente a lo que me refiero (objetividad) otra cosa es que luego, a ti te guste más una u otra (subjetividad). Un chalet en p.m. en primera línea de playa y con 4 plantas es un chalet con esas características (objetividad) y una chabola es una chabola, y precisamente porque podemos designar objetivamente chalet y chabola, podemos entender que son cosas distintas.
    Doy por terminada la cuestión.

    Atentamente,

    JOSÉ GIL LLORCA

    ResponderEliminar
  10. Creo que se te olvidaba añadir al final: "Y ahora me enfado y ya no respiro..."

    Anda! Vete a pastar a otro prado!

    ResponderEliminar
  11. José, claro que no es objetivo que la objetividad no existe: ¡Es mi opinión! Y sí, precisamente puedo hacer juicios de valor, porque los juicios de valor son subjetivos, son mis valores. Y esos sirven para cualquier tema. Sin embargo, que sea subjetivo no significa que no tenga valor, eso yo no lo he dicho en ningún momento. ¡Muy al contrario!

    A, toda la razón, las leyes y el derecho son subjetivos y dependen completamente de la moral de la sociedad, la época y las personas que los crean.

    José, se juzga en virtud de la subjetividad general de la época. Subjetivamente una determinada sociedad decide que matar es hacer tal pero cual es simplemente un homicidio involuntario y lo tercero una temeridad con una consecuencia mortal para otro. Eso son decisiones basadas en opiniones subjetivas.

    Por otra parte, estoy completamente en desacuerdo con que "Negar la objetividad cierra la posibilidad de todo diálogo". Al contrario: abre puertas. Si la verdad fuera una, no habría que dialogarla, estaría ahí visible para todos. Como cada uno tiene su verdad, todos intentamos vendérsela al de al lado, igual que estás tú haciendo aquí.

    No veo yo que inexistencia de la objetividad absoluta sea diferente de la falta de objetividad que yo digo que existe al hablar, escribir, percibir, sentir o lo que sea.

    Y sí, existen palabras para definir el concepto "chabola" y el concepto "chalet", pero faltan otras muchas palabras para definir conceptos que el español no utiliza y que no por eso no existen en España, también hablando de casas. La objetividad entonces no existe porque el lenguaje depende de la cultura y define tu mente.

    ResponderEliminar
  12. Si queréis conocer al hombre este con el que he estado discutiendo (José Gil Llorca) y ver los motivos de sus opiniones os recomiendo visitar http://lilleskvat.blogspot.com/2009/05/un-cura-psicopata-llamado-jose-gil.html

    ResponderEliminar

Si tienes problemas para dejar tu comentario, vuelve a pulsar en "Publicar". Casi siempre con insistir un par de veces funciona. Si no también puedes enviármelo a mi email en lilleskvat(a)gmail.com