22 septiembre 2008

Pasión por la grasa

Cena en la casa de mis suegros para celebrar el 80 cumpleaños de mi suegro. Un festín de comida tradicional danesa. Se empieza por una tarta (lagkage) de cumpleaños que es una masa de crema pastelera con azúcar y nata montada en un par de trocitos de bizcocho. Para acompañar, un chocolate caliente, con nata montada, unas bolitas de coco (kokosmakroner) y unas pastas de chocolate que son como merengue seco y duro, hiperdulces.

Una hora después es la cena. El plato principal es cerdo (flæskesteg), con la piel y la grasa hechas de forma crujiente (y en mi opinión durísima), que es la pasión de niños y adultos. Junto a eso patatas cocidas (kogte kartofler) y col lombarda (rødkål) en una especie de vinagre y azúcar. Por supuesto, todo bañado, eso no puede faltar, con una salsa marrón (brun sovs) hecha de colorante artificial y nata líquida.

El postre tampoco tiene desperdicio: una base de migas de una masa dulce hecha con huevo, azúcar y harina (makroner), unas cuantas fresas por encima y una montaña de nata montada mezclada con café sobre todo ello haciendo una capa densa.

Todos los daneses fascinados con la fantástica cena. Una maravilla de nata, cerdo y azúcar para taponarte bien las venas y arterias de grasa, además de para ponerte como una bola.

Y lo peor de todo, esta es comida "buena", los demás días se come igual, nata, patatas y cerdo pero de peor calidad. ¡Esas son las bases de la cocina tradicional!

Como punto tragicómico, en la cena se ponen a hablar de una mujer en la familia (no presente) que se ha convertido en vegana y todos coinciden en lo poco sano de tal decisión.

votar





3 comentarios:

  1. Anónimo30/9/08 2:35

    Y no explotaste tu en defensa de la no presente? Porque mira que me extra~a...

    Pues no se yo, pero creo que prefiero eso a la comida tradicional de aqui. Desayunar kidney beans con tomate, comer alguno de los multiples pies en los que no se puede diferencia que comes (en teoria cordero y verduritas, seguro que de la mejor calidad aprovechando que ni se ven ni se aprecian) y lo demas todo frito. Tambien muy bueno para la salud.

    ResponderEliminar
  2. No, explotar no, gracias, que mancha, pero decir algo sí...

    Eso del pie me hace mucha gracia. Si no saben que estás hablando de un pastel se van a pensar que en Irlanda se comen pies de alguna especie animal que no se puede reconocer. ;-)

    ResponderEliminar
  3. Anónimo6/10/08 0:25

    Pues supongo que comeran pies de cerdo, como en todos los sitios. Y salvo esos, no se yo si alguno mas :-p

    ResponderEliminar

Si tienes problemas para dejar tu comentario, vuelve a pulsar en "Publicar". Casi siempre con insistir un par de veces funciona. Si no también puedes enviármelo a mi email en lilleskvat(a)gmail.com