21 diciembre 2014

Otro intercambio no gratuito

Esto de escribir un blog es un intercambio que, como todo lo demás en la vida, no es gratuito. Les que están al otro lado quieren alabanzas, sentirse apreciades, saber que reciben algo más que el texto que escribes. No es suficiente con que escribas, tienes que hacerlo con la intención de agradar a le que te va a leer después. 

¿La prueba? No había entrado aquí desde que escribí la entrada anterior. Los comentarios que siguen llegando los publico desde mi buzón de email sin tener que visitar la propia página de Blogger. Con lo que no había visto ni si se habían publicado más cosas viejas, ni las estadísticas, ni el número de suscripciones ni nada desde entonces. Ahora que entro y me doy una vuelta mis labios no pueden evitar esbozar una sonrisa ante lo previsible que es todo en esta vida. ¡Nada es gratis! El día que publiqué eso anterior no muy halagador ni para les lectores ni para el blog mismo, nada menos que 237 suscripciones fueron eliminadas. En los días siguientes unas 150 más. Aparentemente a la gente no le gusta que le mandes a la mierda. Y en realidad, a mí que escribo todo esto ya me da igual. Durante años me curré horas sin fin el crearme un espacio en la blogosfera. ¿Para qué? Este blog no lo merece. Está lleno de mierda. Las cosas interesantes nunca las publiqué. La mayoría ni las escribí. Y además, aunque mereciera ser leído, ¿qué cambiaría? Desde luego no mi vida, y mucho menos la de cualquier otra persona. 

Palabras hay muchas en la red. Aquí ya no hay más halagos.

votar





5 comentarios:

  1. Como blogero he sentido esa misma sensación a veces y me he cuestionado si al final tenia sentido o no esta forma de comunicarse con el mundo. Un blog es algo multidimensional, no solo una via de comunicación sinó tambien una firma de digerir el mundo, una forma de aposentarse sobre tierra firme, una forma de vestir nuestra alma, de definir nuestra diferencia, es una palanca de cambio, un espejo que nos muestra como somos, con el pelo revuelto o elegantes, con ojeras o mirada seductora, un blog es el documental de nuestra metamorfosis, es la patada al vecino, el abrazo en la barra del bar, una crónica de la vida en re menor. Blogueamos porque vivimos, porque somos, porque nos mostramos y nos vemos, porque nos afirmamos en nuestra negación, porque no nos gusta que nuestra vida sea invisible. Nos gusta soñar realidades, buscarle los tres pies al cactus, jugar a parar con los lectores, reir, llorar, mojar las teclas con lágrimas de café, gritar que ya basta, gritar bastardos, besar labios prohibidos. Necesitamos escribir, o quizás las palabras nos necesitan a nosotros para sobrevivir, el mundo necesita palabras que rompan el silencio inmundo, el universo es un verso y ya no valen las plumas de ànade sinó los dígitos i los bits, la memòria de un làpiz que ya no es, los reyes ya no nos traen papel-carbón, se acabó el papel y se acabará el carbón. Escribimos en un blog, nuestro hijo, que nunca se emancipará sin nosotros y sin embargo sobrevivirá a nuestra muerte. Algún dia los arqueólogos encontraran nuestras palabras enterradas bajo columnas derruidas y intentaran comprender a que civilización pertenecieron.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo7/1/15 23:56

    Igual se desuscribieron porque pensaron que no volverøias a posterar nada møas. Yo sigo comprobando si lo haces.

    ResponderEliminar
  3. Querida Lille,
    Viajo a Dinamarca unos días y buscando info he llegado a ti y me has alegrado la tarde con tu personal visión y me has hecho cuestionare varias cosas que cuando vas de turista no cuestionas. Gracias. Y espero de verdad que sigas en tu pequeña lucha para cambiar, cambiarte tú y el pequeño mundo que nos rodea a todos, que al fin y al cabo, es de lo que se trata y no te frustres. he estado leyendo en alto con mi pareja tus reflexiones, tus vivencias, y compartir tu experiencia me ha alimentado un poquito el alma. Un abrazo desde Madrid y todo la suerte del mundo.
    Silvia

    ResponderEliminar
  4. Hoy estoy triste, la tarde está lluviosa, y me acordé de ti.

    Me gustaba mucho leerte, y no puedo evitar tomar tu abandono con un sentimiento de desesperanza.

    ResponderEliminar

Si tienes problemas para dejar tu comentario, vuelve a pulsar en "Publicar". Casi siempre con insistir un par de veces funciona. Si no también puedes enviármelo a mi email en lilleskvat(a)gmail.com