05 noviembre 2008

Hoy todos somos negros


Hoy nos hemos levantado todos en un mundo mejor en el que la esperanza existe. Obama ha ganado y el mundo celebra con alegría su victoria. Muy especialmente los negros estadounidenses. Que ayer se eligiera como presidente de EE.UU. (y con ello como hombre más poderoso del mundo) a un negro en un país en el que las personas de su raza son minoría es una victoria para todos. Una victoria y una alegría enorme.

Por supuesto, la alegría es todavía mayor cuando esto supone el final tanto del período de Bush como de los republicanos en el poder. La vuelta de los demócratas abre las puertas a una política más igualitaria.

No obstante lo más importante es el punto de inflexión que hemos alcanzado hoy. La historia hasta aquí era una y no precisamente afortunada. Desde hoy sin embargo por fin la raza deja de ser el asunto esencial para ser elegido (o más bien para que no puedan elegirte como ha sido siempre). Hoy todos, blancos, negros, asiáticos, latinos, mujeres, hombres, jóvenes, mayores, homosexuales, heteroseuxales... pueden celebrar que un hombre hijo de un inmigrante, de raza negra, con una mujer e hijas negras, con un apellido árabe, con un pasado de estudios en países musulmanes, con todos esos supuestos "obstáculos" en su camino ha alcanzado el poder. Y como él ha podido, ahora podemos todos. Es el verdadero sueño americano y también el de la lucha por los derechos civiles. Teniendo en cuenta esto, ya da igual lo que haga Obama en adelante. Aunque su política fuera nefasta (cosa que confío no sea así) todavía hoy sería un gran día en la historia universal. El mundo ha pasado una página en su historia y ya no hay retroceso. Y por una vez es un paso positivo.

Esa emoción que llevaba a las lágrimas de alegría a miles de americanos esta noche es compartida desde aquí. Hoy todos somos negros y celebramos con orgullo, confianza e ilusión por el futuro esta gran victoria de una minoría.

Hoy también los europeos y el mundo recibimos una enorme lección de los estadounidenses. Debido a su posición de líderes del mundo, por una vez esperemos que su ejemplo sí que cunda y que aprendamos con rapidez de ellos para no tardar nosotros mismos en abrir nuestros puestos de poder a inmigrantes y minorías.

¡Enhorabuena a Obama y a todos!



votar





1 comentario:

  1. Anónimo6/11/08 3:55

    Honestamente, supongo que todo depende de hasta donde llegue o si se lo cargan antes. Porque si ya se lo querian liquidar hace unos dias (o eso dicen) igual acaba como algun otro presidente, aunque igual esta vez el resto del eje politico no tiene la culpa.

    En cuelquier caso, me alegro. Porque si gana el de la fabrica de patatas me puedo imaginar lo peor, vamos.

    ResponderEliminar

Si tienes problemas para dejar tu comentario, vuelve a pulsar en "Publicar". Casi siempre con insistir un par de veces funciona. Si no también puedes enviármelo a mi email en lilleskvat(a)gmail.com