30 noviembre 2008

Otra vez soy negra

Vamos a cenar a casa de mis suegros y esta vez sabemos que hay novedades. Mi cuñado fue con su novia por primera vez el fin de semana pasado para presentársela a sus padres, así que nos tienen que contar sobre la visita.

Pasa el tiempo y no dicen nada... Al final K pregunta qué tal la visita. Y los padres contestan que la chica es muy normal. Su aspecto es normal, su personalidad es normal, todo es normal. Cuentan algunas cosas y todo acaba con que es muy normal.

Yo, claro, no puedo dejar de preguntarme por qué les parece tan normal la muchacha. Hablándolo luego con K, los dos coincidimos. Es muy normal en contraposición a mí, que soy todo lo contrario para ellos. No soy danesa, no soy rubia, no hablo sin acento, no soy la típica chica femenina, no parezco interesada en cosas de la casa... Pero, aparentemente, en lo que soy menos normal es en la oscuridad de mi piel. Y es que tiene gracia. En esa familia cada dos por tres soy negra. ¡Por suerte es el color de moda este noviembre! :-D

Aquí un par de anécdotas para que entendáis de lo que hablo:

  • Una vez en unas navidades los sobrinos de K nos habían hecho a todos unas camisetas de regalo. Todas las camisetas eran blancas con las huellas de sus manos... todas excepto la mía que era naranja "porque a la gente con la piel de mi color le quedan mejor los colores fuertes".
  • Un día cenando estamos hablando sobre las razas y la división antigua y la madre de K pregunta "Si nosotros somos caucásicos, ¿tú que eres?". Al pedir que se explique dice que los daneses y europeos del norte son caucásicos y que nosotros los del sur debemos ser de otra raza porque somos oscuros de piel, pelo y ojos... ¿Somos negros entonces?
  • Y como estaba diciendo, en esta charla sobre la novia de mi cuñado, la chica aparentemente es "más clara de piel" que yo... porque yo soy "más oscura".

Concluyendo, que a menudo soy negra, no solo cuando Obama gana (¡y con mucho orgullo!) sino cuando me acerco a estos daneses que en lugar de mirar con sus ojos miran con sus prejuicios y no ven el color de mi piel, ven el color de la suya como si fuera más blanco.

Eso sí, mejor ser negra que ser normal.

votar





23 comentarios:

  1. ¡Qué fuerte! ¡He viajado en el tiempo! Me he levantado con la impresión de que sería domingo 30 de noviembre para todo el día. ¡Pero tu página me dice que es 1 de diciembre! No vuelvo a tomar sopa con picante para cenar...

    ResponderEliminar
  2. Por otro lado también me parece un poco fuerte lo de estas personas. Supongo que K tendrá su propia opinión. De todos modos, y si fueras negra ¿qué importancia tendría?. Para ellos mucha, por lo que leo.
    Prueba a frotarte la epidermis con un poquito de estropajo de alambre. Creo que tiene unos efectos espectaculares.

    ResponderEliminar
  3. Ya está arreglado lo de la fecha. Es por un problema que tiene el Blogger cuando programas para que salgan entradas en el futuro. Olvidé cambiar algo y se volvió loco. Así que tranquila, no es tu sopa, es mi blog el que intenta confundirte...

    ResponderEliminar
  4. Sí, desde luego que tienes razón, creo que tendría mucha importancia para ellos si fuera negra, por eso me llama tanto la atención y me invita aquí a comentarlo.

    De cualquier modo, lo que pasa es que tienen esa idea de que los españoles son morenos, con los ojos negros, el pelo rizado y la piel de color oscuro. Creen que todos somos andaluces y mejor todavía gitanos bailaores de flamenco. Con esa idea en la cabeza aunque me ven a mí no pueden dejar de recordarme con sus prejuicios.

    Pero, pero... lo mismo sucede con los españoles cuando piensan en los daneses. Cuando digo que K es danés todo el mundo se espera a un rubio de ojos azules, de piel rosada, con nariz de gnomo y tamaño corporal enorme. Vamos, a un vikingo. Luego se encuentran con él y dicen "Pues no pareces danés". E incluso así siguen con sus comentarios, como que se cuide con el sol...

    ResponderEliminar
  5. A veces los prejuicios son mas fuertes que los ojos que ven. En realidad es un tipo de autohipnosis - el cerebro es una cosa misteriosa...

    ResponderEliminar
  6. Me recuerdo también el caso de Madeleine cuando alguna gente, española creo, habia visto a una niña en Marruecos y pensaba que era Madeleine porque era rubia, y como sabe todo el mundo, en Marruecos las niñas son morenas...

    ResponderEliminar
  7. Y por cierto ¡¿qué de malo hay en ojos rosados, piel azul, nariz de gnomo y los calcetines en las sandalias, eh?! ¡Me siento discriminado!

    ResponderEliminar
  8. Anónimo3/12/08 1:55

    Ademas, como sabe todo el mundo, en Marruecos no hay turistas... porque quien iba a ir a ese sitio?

    ResponderEliminar
  9. Bueno, recuérdale a tus suegros que todos omos caucásicos, idnependientemente del color de la piel. Que la raza europea es igual para todos.
    Puedes incluso citarles el cantar de los cantares " Soy morena pero hermosa, hijas de JErusalén, como las tiendas de Cedar, como los templos de Salomón. No miréis que soy morena, es que me ha quemado el Sol"
    Y le dices..."ME sé la Biblia, pero soy atea" Y ya para qué quieres más, entonces sí que te queman.

    ResponderEliminar
  10. Mi amiga F me cuenta que su cuñada comenta que la piel de su hija no es como la suya, vamos casi negra, porque tiene no solo los genes "negros" españoles sino los genes daneses (y por tanto "blancos y puros") de su hermano. Así que parece ser que no es solo en la familia de mi esposo.

    ResponderEliminar
  11. Y ya que estamos con esto, parece ser que no solo soy "negra" sino también "mora". ¿Y por qué digo esto? Escuchad la siguiente anécdota de hace un par de días...

    Mientras estaba en un sitio de kebabs con mi amiga F hablando en español el cocinero estaba preparando su kebab de pollo que tardaba más tiempo. Sentadas en un rincón detrás de un grupo grande de machotes adolescentes/veinteañeros daneses, no oímos cuando el cocinero la llamó diciendo que fuera a por su comida. Por eso, un chico del grupo nos dice en inglés bastante malo que nos están llamando y sus compañeros empiezan a burlarse de él por su mal inglés.

    Hasta ahí todo bien. El problema viene ahora. F, un poco aturdida, al pasar por su lado de camino a la barra dijo en danés Jeg taler dansk (hablo danés) y sin pararse a escuchar continuó hacia delante. El muchacho sin embargo comentó a los otros Jeg troede du snakkede perkisk (creía que hablabas perkisk) y todos se rieron.

    ¿Qué significa ese perkisk entonces? Pues es una palabra derivada de perker, que es la forma despectiva de hablar de los extranjeros aquí. La palabra es una mezcla entre pakistaní y turco, por eso se utiliza para denominar a cualquier extranjero al que quieras insultar, da igual de donde sea. Es un poco como el equivalente de moro en español o de paki en inglés. Vamos, un insulto xenófobo y racista claro. Entonces, el idioma que hablamos es perkisk, ese idioma de moros.

    Lo más patético es que eso sucedió en Nørrebrogade, la calle más llena de extranjeros de toda Dinamarca. ¡Y en un sitio de kebabs!

    ResponderEliminar
  12. Olvidaba decir, por cierto, que la palabra perker no se refiere a un extranjero blanco, europeo, occidental, etc. Se dice de aquellos extranjeros que son considerados inferiores, negativos para el país, de cultura atrasada, de raza inferior, etc... es decir, se utiliza para aquellos con los que se es racista y xenófobo.

    ResponderEliminar
  13. Querida Amiga Lille, mi experiencia en Dinamarca es de terror jajjaja y la verdad...un día podríamos hablar al respecto, esto de "cultura inferior" es my curioso, pues yo pienso estar rodeada de una cultura inferior, bastante salvaje, con titulo de primer mundo heredado por tradición.
    Yo soy Chilena, y la verdad me siento como paseando por algún pueblo perdido, un pueblo sin ley :P, donde la palabra derechos es un chiste...
    Aparte del hecho que aquí ya no podría hablar de sujeción al pasado, aquí están anquilosados al pasado, y siquiera decir la palabra cambio es un pecado jajaja :P

    Un saludo Maria Ines

    ResponderEliminar
  14. María Inés, el asunto es que ninguna cultura es inferior. Ni las que ellos consideran que lo son, ni las nuestras.

    Te doy la razón en algo: aquí los derechos en algunas ocasiones no existen ni en los chistes.

    Creo, por cierto, que en Copenhague hay bastantes chilenos. O al menos yo he conocido casi a más que a españoles.

    ResponderEliminar
  15. Ya había leído estos artículos de tu blog y me parecen interesantes. Quizá lo veamos un poco diferente y espero que entiendas mi postura pero yo SALVO que me digas que esas anécdotas que mencionas y comentarios estaban hecho con verdadera INTENCIÓN DE OFENDER, yo personalmente no los tomaría como racismo ni mucho menos. Es únicamente mi opinión pero si yo viviera una situación similar y SALVO QUE PERCIBIERA INTENCIÓN DE OFENDER no me lo tomaría mal en absoluto. Seamos claros: el color de piel no es exactamente igual en todas las razas (ni siquiera dentro de España es igual) y poner de manifiesto esas diferencias no es racismo. Lo sería si se pretendiera denigrar a alguien en virtud de esas diferencias pero las diferencias, en sí mismas, no lo son obviamente.
    El color de camiseta yo personalmente jamás me lo tomaría a mal.
    quizá tenga razón y quede mejor distintos tonos a distintas pieles, ¿no? yo me lo tomaría con la mayor naturalidad del mundo e incluso haría coñas con el color de ellos. Creo que hay que desdramatizar todo ésto.
    Si nosotros somos caucásicos, ¿tú que eres?".

    Donde está el racismo aquí? yo soy incapaz de verlo, salvo como siempre que me digas que lo que subyace es una itnención de denigrar al otro; cosa que me extrañaría siendo tu familia. Yo personalmente si fuese a Dinamarca y alguien me hace una pregunta de ese tipo JAMAS me lo tomaría de forma ofensiva. Objetivamente amiga lilleskvat no creo que deba afirmarse que sea una frase-comentario racista. Es la susceptibilidad de la que yo hablaba antes.

    "la chica aparentemente es "más clara de piel" que yo... porque yo soy "más oscura"
    Algo objetivamente cierto y seguramente innegable y creo que en ningún modo cae en ofensa.
    Entiendo que cada uno tenemos una sensibilidad distinta pero objetivamente no creo que sean comentarios en absoluto racistas.
    Por supuesto sirve el análisis inverso: seríamos nosotros racistas si una chica le recomienda a su amiga noruega de piel blanquísima otro color de camiseta porque con la tez tan blanca queda mejor? Seamos serios. El racismo es algo muchísimo más serio que todo ésto. Racismo es lo que oyes con la cubana paseando pero esto último... yo jamás me lo tomaría como tal.

    ResponderEliminar
  16. Si vas a África y un blanco dice que tú eres muy blanco, supongo que pensarías que es un poco raro. Pues es el asunto aquí.

    ResponderEliminar
  17. Lo que hacen los españoles con los argentinos, te lo hacen a vos en Dinamarca y se hace una cadena interminable.
    Yo creo que estás todo el tiempo a la defensiva. ¿Por qué no te pones a estudiar fonética? Con eso podes llegar a hablar como una gran oradora danesa y dejarías con la boca abierta a más de uno. Yo hablo inglés como si fuese un catedrático británico y soy argentino y todos se sorprenden hasta que digo que soy argentino. Estudié mucha fonética. Conseguite un libro con los símbolos IPA y vas a hablar como si fueras danesa nativa. Sólo hay que estudiar mucho. Se puede. Saludos. Muy buen blog.

    ResponderEliminar
  18. No creo estar todo el tiempo a la defensiva. Lo que pasa es que escribo de las cosas que creo que necesitan mejorarse.

    Por mucha fonética que aprenda, una persona que aprende otro idioma de adulta no puede perder completamente el acento. Los ejemplos de lo contrario, si existen, son los mínimos.

    Por otra parte, conozco los símbolos fonéticos y he hecho cursos especializados sobre ello. Sigo y seguiré teniendo acento siempre. En danés y en cualquier idioma que no sea el que aprendí de pequeña.

    Gracias por las alabanzas a mi blog. Saludos.

    ResponderEliminar
  19. Lo siento, pero creo que tienes un complejo de inferioridad de caballo. ¿De verdad eres tan "osucra"?, yo he conocido y tratado con gente escandinava y la verdad es que suelen tirar para oscuros que para claros.

    ResponderEliminar
  20. Endever, ¿¿¿complejo de inferioridad por pensar que soy "oscura"???

    ResponderEliminar
  21. Recién me entero de tu blog Lille. Está muy bueno!! Éste post en particular se ha puesto interesante, además del contenido, por los comentarios.

    Creo que cuentas lo que te llama la atención o lo que te hace sentir diferente(no por ello necesariamente inferior o superior). Anécdotas que son interesantes y que por lo menos a mí y quizás a muchas otras personas nos hacen reflexionar.

    La diferencia es pluralidad, es riqueza. Veámoslo siempre así, es positivo. Nos ayuda a convivir pacíficamente, civilizadamente.

    Respecto a la anécdota con los adolescentes daneses, es lo mismo que pasa en España diciendo moros, guiris o sudacas; Argentina o Chile diciendo cholos, indios; Estados Unidos diciendo fucking nigger; a los japoneses denigrando a coreanos y chinos, etc. Estúpidos habrán siempre, pero hagamos algo (como este blog) para que cada vez sean (o seamos) menos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. Renato, muchas gracias por tu visita y comentario.

    Tienes toda la razón, la diversidad es riqueza, y también estúpidos hay en todos los sitios.

    Saludos y bienvenido :-)

    ResponderEliminar

Si tienes problemas para dejar tu comentario, vuelve a pulsar en "Publicar". Casi siempre con insistir un par de veces funciona. Si no también puedes enviármelo a mi email en lilleskvat(a)gmail.com