29 julio 2011

Los tímidos como egoístas

Hasta hace muy poco no era consciente de que los tímidos somos considerados por muchas personas extravertidas como egoístas, egocéntricos e indignos de confianza. Como persona tímida e introvertida, toda mi vida he pensado que otra gente que también mostraba timidez lo hacía por motivos similares a los míos: inseguridad, falta de autoconfianza, tendencia natural a no decir tanto como otra gente, reflexividad, introspección, interés en escuchar a los demás. Ni se me había ocurrido que alguien pudiera tener prejuicios negativos de ese estilo hacia alguien que no intenta ser el centro de atención de una conversación o que no va contando a cualquiera con el que se cruza los detalles de su vida. De hecho, los prejuicios negativos los he tenido yo, pensando que si alguien busca ser el centro y va contando todo sobre su vida a cualquiera es porque es egocéntrico y en el fondo no muy interesado en los demás. Así que es muy interesante ver que la misma tortilla se ve de forma completamente opuesta al mirarla por (y con) la otra cara.

votar





3 comentarios:

  1. Fuencisla29/7/11 11:24

    Si, ciertamente, ser tímidx no está de moda en la sociedad en la que vivimos. Cuando nos movemos en pequeños grupos se desconfía de las personas que no se comunican, que no dan nada de si mismxs, no es una cuestión de mala fe, es simplemente que para una persona extrovertida es tan difícil creer que no se quiera compartir alguna parte de los sentimientos o las ideas, como a tí te resulta sorprendente que otrxs busquen aquiescencia o empatía en personas que conocen poco.
    En cualquier caso las personas tímidas soleis pasar más desapercibidas y eso os perjudica cotidianamente, podrías ascender más de lo que lo hacéis, sacar mejores notas y ser invitados a más cosas interesantes, pero normalmente si esto no pasa es porque nadie se acuerda de vosotros, porque la gente no os puede asociar a ningún recuerdo, simplemente, no dejáis huella. Lo cual es una pena, pues con tanta escucha y reflexión seguro que tendríais muchas cosas que aportar.

    Fuencisla.

    ResponderEliminar
  2. No te creas, Fuencisla. Las personas tímidas solemos sorprender precisamente por eso. Como no destacamos especialmente entre la masa ni hacemos partícipes a casi nadie de nuestros proyectos, nadie espera nada de nosotras y cuando conseguimos lo que nadie imaginaba pero todo el mundo querría para sí, rompemos los esquemas del resto.

    Lo único "malo" que tiene esto es que la gente a la que ya le caíamos mal (ya sabes, nos ven distantes, egoístas, soberbios...) entonces nos quiere aún menos porque envidia lo que hemos conseguido sin tanto bombo como el que suelen darse ellos("mira la mosquita muerta, si parecía tonta").

    ResponderEliminar
  3. son prejuicios por un lado y prejuicios por otro
    sobre los tímidos o los que no lo son
    en cualquier caso la timidez no es una forma de ser
    es un trastorno psicológico
    no es ser reservado, por ejemplo
    el que es reservado no sufre
    pero el que es tímido sí
    sufre y muchas veces le impide desarrollarse
    o hacer cosas que realmente le gustaría hacer o decir

    ResponderEliminar

Si tienes problemas para dejar tu comentario, vuelve a pulsar en "Publicar". Casi siempre con insistir un par de veces funciona. Si no también puedes enviármelo a mi email en lilleskvat(a)gmail.com