16 abril 2009

Un sms que me confunde


Ayer era el cumpleaños de una persona muy importante para mí: de una de mis ex a la que tengo en muy alta estima y por la que siento un gran cariño a pesar de que ya han pasado muchos años desde la última vez que nos vimos. Ya no tenemos contacto casi nunca, porque ella no lo quiere, aunque ya deduzco que os imagináis con estas palabras que yo lo tendría encantada. 

El caso es que cada año el 15 de abril no puedo dejar de acordarme de que es su cumpleaños. Y desde hace un par de años le mando un sms de felicitación aunque, como es ella la que prefiere no tener contacto conmigo, también es ella la que decide a menudo no responderme. Y eso a veces me hace dudar si no sería mejor dejar de escribir y molestarla, porque no es mi intención agobiar a nadie.

Pues bien, ayer por la noche después de estar pensándomelo todo el día, mandé un sms. Y, ¡sorpresa de las sorpresas! porque desde luego no me lo esperaba, esta mañana al encender el teléfono tenía un sms de respuesta diciendo algo muy amable sobre mi sms. 

¿Qué se hace con eso? La experiencia me dice que nada. No creo que quiera que hablemos, ni que le escriba más, ni quedar conmigo la próxima vez que visite España, ni nada. Sin embargo, por su respuesta me resulta difícil entender por qué no hablar como amigas. A mí todo eso me encantaría... Y en cierto modo parece que con su sms me invita a dar este tipo de pasos... pero luego siempre me deja cortada y colgada esperando alguna otra respuesta que nunca llega, algún otro signo de interés que parece que no tiene... y eso duele.

Al final en mi confusión esta vez creo que acabo por no hacer nada, no contesto al sms, y estamos otra vez en simplemente dejar que el tiempo pase, seguir cada una con su vida y no saber absolutamente nada de la vida de la otra. ¡Qué triste cuando parece que a los dos nos alegran los sms que nos mandamos!

votar





10 comentarios:

  1. La verdad es que en estas situaciones es difícil decidir que hacer, pero aunque te equivoques yo siempre hago caso a lo que me dicta el corazón, aunque duela luego. Pero al menos ni te vas a arrepentir por no hacerlo ni te vas a perder lo que podría ser si mandaras otro mensaje para ver que pasa.
    En cuanto a qué mandarle...utilizar "la clave" del humor siempre va bien y es más fácil de acpetar.

    Mucha suerte lille eres el SOL de dinamarca ;)

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo con Anónimo en estas situaciones es difícil que hacer y añado yo, que también que aconsejarte. Yo particularmente dejaría las cosas como están. Quien decidió no hablar es la otra persona ella sabrá porque.
    A veces las cosas no son como queremos, yo siempre le busco un algo y si no lo encuentro prefiero no dar mas vueltas.
    No se que decirte que pueda aliviarte algo mas,practicamente te los has dicho tu a ti misma en tu comentario. Deja a tu instinto y tu corazón. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Yo también creo que sería mejor que las cosas se queden como están. Que ella sea quien decida si quiere volver a retomar una amistad. La vida es así, cuando una persona tiene este tipo de decisiones, lo mejor es respetarlas. No me parece mal que la envíes un mensaje para felicitarla, no creo que sea algo agobiante dado que es un mensaje al año y encima acordándote de una fecha así.

    Muchas de las personas que yo conozco y con las que mantengo amistad actualmente nunca se acuerdan del mío, tampoco me importa, pero esos detalles creo que siempre son bonitos.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Anónima, por la preciosa frase final. Creo que tengo una ligera sospecha de que sé quién eres ;-)

    Entiendo tu consejo también :-)

    El humor... ¡Buena idea! A ver si otra vez me sale la vena cómica...

    ResponderEliminar
  5. Es verdad, Anita, es ella y solo ella la que sabe por qué ahora no hablamos. A mí me gustaría entenderlo y para ello tendría que saber el motivo, pero entiendo que no puedo ni pedir ni obligar que me lo cuente. ¡Así son las cosas!

    ResponderEliminar
  6. Sí, Ann Stésica, hay que respetar las decisiones del otro. Es tan solo que a mí me cuesta trabajo entender el motivo si la respuesta a mi sms muestra todo menos amargura y antipatía.

    Por cierto, bienvenida a mi blog y gracias por comentar :-)

    ResponderEliminar
  7. Yo creo que lo hizo por educación, porque si siempre tienes que ser tú la que mantenga o reinicie el contacto, sin apenas gestos por su parte, eso no es una amistad... una amistad es cosa de dos, o tres, o... pero no de una

    ResponderEliminar
  8. El caso es que otras veces no contesta. Y si fuera por educación solamente con decir Gracias ya era suficiente. Pero sí, Kissu, tienes razón, la amistad es cosa de dos, no de uno solo.

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  10. Los comentarios eliminados son spam realizado por un cura psicópata al que una tarde le dio un ataque de locura y se dedicó a pegar el mismo insulto por mi blog en cada entrada, incluso varias veces. Puedes ver la historia aquí: http://lilleskvat.blogspot.com/2009/05/un-cura-psicopata-llamado-jose-gil.html

    ResponderEliminar

Si tienes problemas para dejar tu comentario, vuelve a pulsar en "Publicar". Casi siempre con insistir un par de veces funciona. Si no también puedes enviármelo a mi email en lilleskvat(a)gmail.com