01 mayo 2009

Y así podéis seguir lo que pasa


Ayer vino mi suegra a visitarnos a casa, cosa que no sucede normalmente porque hasta ahora éramos nosotros los que íbamos a su casa. Sin embargo, como desde que discutí con mi suegro no hemos vuelto, aparentemente decidió ella que era hora de venir. 

Pues bien, el caso es que tenemos una distribución de la casa un poco particular, pues en el salón está nuestra cama, y al lado de la cama tenemos la pared cubierta con espejos. Así que la madre de K, sentada en el sofá, se puso a mirar a su alrededor y, con el día de sol que hacía, los espejos daban mucha luz, así que lo primero que le salió fue una exclamación sobre lo bonito que quedaba... Claro, eso hasta que su cabeza avanzó un paso más y vio que los espejos estaban justo al lado de la cama, y entonces exclamó "¡Ah! Y así podéis seguir lo que pasa cuando estáis en la cama. ¡Qué bien!". Yo me empecé a reír por la naturalidad del comentario, pero a K no le pareció tan gracioso.

Por supuesto, cuando su madre se fue lo primero que me dice K con sarcasmo es: "eso es lo que todo hombre quiere: a su madre comentado sobre cómo tiene sexo con la novia".

A mí la situación me pareció y parece todavía bastante cómica y me pregunto si los españoles tendrían la misma naturalidad para comentar en la casa de sus hijos sobre unos espejos puestos delante de la cama. 

votar





12 comentarios:

  1. Estimada Lille:

    Muy divertida la anécdota. Pero hay algo que me llama la atención. Hablas de tus suegros y dices que estás casada con K, sin embargo él en su comentario dijo con sarcasmo: "eso es lo que todo hombre quiere; a su madre comentado sobre cómo tiene sexo con la novia".

    ¿Es que para K tú eres simplemente su novia y no su eposa?

    No está mal la ilustración de tu entrada (¿de quién es la obra?)pero puestos a escoger, me quedo, sin lugar a dudas, con la Venus del espejo de Velazquez.

    Un cordial saludo.

    JOSÉ GIL LLORCA

    ResponderEliminar
  2. José, tanto para K como para mí el matrimonio es básicamente un papel que no cambia nada más que nuestra situación legal. Así que novio/a y esposo/a para nosotros es equivalente. Lo importante es la relación que tenemos, no el papel.

    La obra es de Mariano Fortuny y se llama Odalisca. El cuadro de Velázquez ya lo he utilizado en otra entrada a la que he enlazado en esta. A mí también me gustan ambos :-)

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  4. Decididamente: ! No !. ( big smil).

    ..aunque pienso que no me importaria tanto ese comentario proveniendo de mi padre.

    Machismo, entonces ?

    No, creo que solamente sería complicidad de género.

    Aun así, Lille, adelante con cualquier objeto decorativo que os pueda hacer sentir bienestar; la casa es nuestro refugio ante, a veces, un mundo hostil.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Lille si al final nos vamos hasta parecer en muchas cosas jaja. Hasta hace dos años mi salón era la habitación. Mi madre se ponía mala,me decía hija con el salón tan hermoso que tienes porque no lo amueblas. Yo mama no tengo perras para ponerlo como quiero. El caso que un día llego mi madre y nos dijo, os regalo el salón.
    Y lo amueble. Los espejos los tengo cubriendo ahora en mi habitación el techo.
    Respecto al comentario es de los mas gracioso, a mi no hubiera molestado nada, mi suegra era muy graciosas seguro que hubiera saltado igual.
    Mi marido se hubiera puesto de todos los colores jej. Mi padre un día cuando vio que pusimos espejos en el techo, se empezó a reír y no decía nada y ja ja . Hasta que dijo,tendréis depilado el culo si no menuda vista cuando mireis para arriba. Mira yo me partía mi marido ya se empezó a reir, mi madre empezó a llamarlo guarro que le dices a los muchachos jaja y remato mi hijo,que no es para verse el culo, es para medir la distancia de cada cacho de cama que ocupan. JAJAJ.Besos guapa

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  7. José Gil Llorca3/5/09 11:18

    Estimada Lille:

    Parece que no te das cuenta de que las cosas son como son. Quiero decir que eso de que "para nosotros novio/a y esposo/a es equivalente" no es lo que verdaderamente cuenta, aunque sea importante. Lo que verdaderamente cuenta es la realidad, es decir, si sois novios o sois esposos porque aunque a para ti y para K sea lo mismo, la realidad es que no es lo mismo.

    Y si cada uno va por la vida cambiando la realidad a su gusto la sociedad se tornaría imposible y la convivencia también. ¿Me explico?

    ResponderEliminar
  8. Los comentarios eliminados son spam realizado por un cura psicópata al que una tarde le dio un ataque de locura y se dedicó a pegar el mismo insulto por mi blog en cada entrada, incluso varias veces. Puedes ver la historia aquí: http://lilleskvat.blogspot.com/2009/05/un-cura-psicopata-llamado-jose-gil.html

    ResponderEliminar
  9. Car, no sé yo si no es machismo. Lo que sí sé es que a K al menos tampoco le gustaría nada si se lo dijera su padre XD

    Gracias por los ánimos. Sí, al final en nuestra casa hemos hecho como nos ha dado la gana sin importar las opiniones de familias, etc.

    ResponderEliminar
  10. Anita, lo de los espejos en el techo a mí me daría un poco de miedo... La idea suena genial, pero no creo que YO pudiera dormir relajada debajo... Supongo que es un trauma después de vivir en Japón...

    La de tu familia sí que fue una conversación surrealista :-D

    ResponderEliminar
  11. Joselito, lo que es importante o no importante desde luego no nos lo vas a enseñar tú, spammer.

    K es mi novio con el que me he casado. Si no te gusta es tu problema.

    ResponderEliminar
  12. Y tan surrealista, me dio la risa pero la verdad,según era mi padre antes(ahora está enfermito) que saltara con eso fue algo acojonante. Pues lo de los espejos te acabas acostumbrando, al principio miras arriba siempre, luego ni te acuerdas que los tienes. Lo jodido es limpiarlos te acuerdas del día que los pusieron.
    Besitos.

    ResponderEliminar

Si tienes problemas para dejar tu comentario, vuelve a pulsar en "Publicar". Casi siempre con insistir un par de veces funciona. Si no también puedes enviármelo a mi email en lilleskvat(a)gmail.com