25 julio 2009

Mis críticas al World OutGames 2009 en Copenhague


Los que me conocéis ya sabéis que el tema LGTB me interesa y que sin duda un acontecimiento como World OutGames es algo en lo que yo quiero participar. Sin embargo, tengo algunos problemas con la forma en la que todo está sucediendo que están agriando ya por adelantado un poco la experiencia.

Llevo intentado redactar esta entrada desde hace varios días y me está resultando muy difícil hacerlo de forma organizada, así que voy a crear unos puntos que quiero destacar.

1. Un presupuesto inicial gigantesco y unos precios para participar elevadísimos.

Para empezar no entiendo cómo es posible que el presupuesto con el que cuentan sea del tamaño que es y que incluso así haya que pagar para participar en las actividades. No me cabe en la cabeza, pero todavía menos que sea tan carísimo el poder participar. Porque no se trata ni siquiera de cantidades simbólicas, no. Se trata de precios elevados que desde luego a mí me impiden tomar parte en las actividades. Y si gente como yo, que trabaja activamente por los derechos LGBT, que tiene interés y que vive en la ciudad no puede participar por el elevadísimo coste de las actividades, cómo lo va a hacer gente de otros sitios, especialmente de países pobres, gente que no tenga ya interés por adelantado en el tema y gente que represente de verdad la diversidad que quieren mostrar.

Para que entendáis de lo que hablo os voy a explicar aquí el dinero total que los organizadores han reunido:
  • 30 millones de coronas danesas del Ayuntamiento de Copenhague.
  • 6,1 millones del Fondo para el Marketing de Dinamarca del Ministerio de Economía e Industria.
  • Medio millón del Ministerio de Asuntos Exteriores.
  • 1 millón de la Provincia de Copenhague.
  • Medio millón del Ayuntamiento de Frederiksberg (un pequeño municipio dentro de la ciudad de Copenhague).
  • 1 millón de Acontecimientos Deportivos Daneses.
  • 15,4 millones de empresas privadas y venta de billetes para participar en las actividades.
Es decir, 39,1 millones de coronas danesas de fondos públicos y 15,4 millones de coronas danesas de fondos privados, lo que hace un total de 54,5 millones de coronas danesas que es nada más y nada menos que unos 7,4 millones de euros.

Sin embargo, participar en las actividades como ya he dicho cuesta y no precisamente poco. Las actividades están divididas por tipos (deportes, talleres de yoga, actividades culturales, Out in Leather y una conferencia de Derechos Humanos) y dentro de cada tipo hay distintas actividades (34 disciplinas deportivas y muchas actividades diferentes). Pues bien, participar en cada actividad deportiva, de yoga o cultural cuesta 1500 coronas danesas (aunque "solo" 1200 si te registraste entre el 22 de abril y el 30 de septiembre ¡del 2008!, o 1000 si eres estudiante). Por cada actividad de Out in Leather pagas 1050 coronas danesas (y aquí el descuento no es por registrarse pronto, solo por ser estudiante por 670 coronas danesas). Y si quieres acudir a la Conferencia debes pagar nada menos que 2000 coronas danesas, y aquí incluso si llegabas un poco tarde y te registrabas en mayo o junio eran 2200 coronas (eso sí, estudiantes por "solo" 1000 coronas). Es decir, que por cada cosa en la que quieras participar pagas entre 1050 y 2200 coronas y si quieres participar en varias cosas te hacen un descuentito de 500 coronas por cada actividad extra. Vamos, que como mínimo tienes que soltar 140 euros, pero la media es bastante más alta.

Eso sí, te dan una opción para comprarte un pase de visitante con el que puedes ir a mirar sin participar (aunque no a la conferencia) y entonces te cuesta 450 coronas (60 euros). Pero una de las cosas que yo veo más difíciles de entender es que tanto en esto como en lo demás había que registrarse antes del 1 de julio (bueno, de hecho en las actividades era antes del 15 de junio). Consecuencia: o eres alguien activo en la comunidad LGBT o ni te habías enterado.

Concluyendo, a pesar de tener muchos millones de coronas a su disposición, hacen que la gente que forma parte del espectáculo (los deportistas, los actores, los conferenciantes, los cantantes...) tenga que pagar una pasta para poder participar. ¡Aunque sin ellos no hay espectáculo! Y si quieres ir a verlo tienes que pagar también, e incluso así no puedes acceder a todo y además tenías que saber de la existencia de esta cosa hace un mes para poder comprarte el pase. O sea, que solo va la gente con dinero, con mucho interés y muy activista. Conclusión: la diversidad es bastante escasa.

2. Las fechas de inscripción.

Como digo, tampoco se facilita el que la gente que participa pueda hacerlo, teniendo que apuntarse con tanta antelación. ¡Porque para ello había que saberlo! Y aunque los del ambiente nos hayamos enterado todos, los demás no se han enterado tanto... El resultado: se han registrado 5500 participantes, que si uno lo piensa no son precisamente muchos. Vamos, que el comité organizador tenía casi 10.000 coronas (algo más de 1300 euros) por cada participante a su disposición. Y la gran mayoría salen de fondos públicos y privados y no de los propios participantes, aunque las cuotas sean tan altas.

3. Las controversias que está generando el enorme presupuesto.

Pero es que además el dinero ha dado mucho de lo que hablar. ¿El motivo? Los organizadores esperaban muchos más visitantes. La ciudad esperaba muchas más ganancias. Y por eso ha invertido tanto en esto... Han tenido que reajustar el presupuesto varias veces y realizar actividades diversas para conseguir financiación porque no les daba para cumplir sus objetivos. ¡Teniendo todo ese dinero y con esas cuotas para poder participar todavía necesitan ajustes para poder financiarse!

Y no creais que no estoy de acuerdo con que esto es un negocio para la ciudad y que es bueno invertir dinero en ello. Sin duda, cada uno de los visitantes dejará más dinero en la ciudad que lo que han invertido en él. Y sin duda la ciudad atraerá a visitantes en el futuro a base de venderse como abierta y tolerante aunque no lo sea tanto...

Por otra parte, también hay muchísimas quejas por el malgasto del dinero por parte de la Ayuntamiento al donar tanto dinero a un evento LGBT de objetivos "poco claros" para la mayoría, lo que está haciendo que haya varios comentarios homofóbicos de gente que en realidad lo que no quiere es sentir que se financian las fiestas de unos pocos mientras otros muchos sufren una época de crisis financiera.

Al final, en lugar de comprensión y aceptación, nos arriesgamos a sufrir todavía mayor rechazo si el asunto fracasa en su parte económica.

4. El malgasto del dinero por parte de la organización.

Pero es que creo que desde luego la organización ha malgastado y malgasta el dinero a espuertas. Por ejemplo, nos llevaron a un "grupo selecto" a ver el zoo de la ciudad y a oír a una cuidadora que nos contó la maravillosa vida HETERO de los animales en el zoo. En ninguna ocasión se habló de la homosexualidad, en una actividad para homos, bis y trans. Y eso le costó a la organización unas cuantas coronas malgastadas sin el menor sentido más que la diversión de unos cuantos que pasamos una tarde en el zoo. ¿Otro ejemplo? Una pedazo de fiesta enorme en un hotel de lujo hace varios meses de la que solo los que YA sabíamos sobre World OutGames nos enteramos. Así que el dinero desde luego no sirvió para promocionarla, aunque fuera su "supuesto" objetivo.

5. La utilización indiscriminada del trabajo voluntario y gratuito.

Siguiendo con el asunto económico, no comprendo cómo es posible que no haga más que recibir mensajes de email, Facebook, sms, etc. pidiéndome desde todas las asociaciones LGBT que participe como voluntaria en las actividades. No lo entiendo porque creo que con todo ese dinero en vez de invitarnos a pasearnos por el zoo a unos pocos, o a otros a cenar o yo qué sé, lo que deberían hacer es pagar a la gente y no tener a nada menos que 1700 voluntarios trabajando una semanita gratis. Sencillamente me parece para alucinar. La ciudad se enriquece. Las empresas se forran. El comité se llena los bolsillos y la comunidad LGBT trabaja gratuitamente. ¡Estupendo!

Y no es que no haga trabajo voluntario nunca. Sencillamente en esta ocasión me niego. No entiendo cómo una cosa tan claramente capitalista se puede nutrir de un ejército de voluntarios. Me parece inaceptable.

6. La exclusión de la parte de la comunidad LGBT que no piensa como la organización.

Como ya he nombrado, existe otro festival paralelo, Queer Festival, en el que también hay actividades sobre LGBT que ni siquiera son nombradas en el catálogo de actividades LGBT oficial del evento y que es el que se reparte gratuitamente por toda la ciudad. Como no es un festival capitalista, no se le incluye en la "familia".

7. La aceptación sin crítica de la falsa LGBTfilia.

Me amarga toda esa falsa apertura, todos esos pro LGBT falsos, empresas, políticos, organizaciones, sindicatos, iglesias... que ahora ven la oportunidad de conseguir dinero y se unen en masa corriendo detrás de nosotros, el grupo de billetes de euro o coronas danesas andantes. Pero el resto del tiempo nos dan de palos.

¿Ejemplos de esos palos? En este país el matrimonio homosexual no es posible. Tampoco lo era la adopción hasta hace unos meses e incluso cuando ya ha sido aprobada siguen hablando de que simplemente es un gesto porque ningún homosexual va a conseguir adoptar de un país extranjero. La ley discriminaba hasta hace unos meses a las mujeres lesbianas a la hora de inseminarse artificialmente. Era directamente ilegal si eras lesbiana, pero no si eras heterosexual. Las empresas todavía tienen políticas homofóbicas. Un ejemplo es el Metro de Copenhague que esta misma semana ha protagonizado un escándalo por no querer mostrar en sus instalaciones un corto en el que aparecían dos hombres besándose. Por supuesto, la Iglesia Nacional Danesa (una rama del protestantismo) tampoco permite las uniones homosexuales. La ciudad tiene un índice de crímenes homofóbicos muy alto y en aumento. Y así puedo seguir un rato...

Ahora todos esos que nos dan los palos se ponen una careta falsa e intentan vender a la comunidad LGBT mundial lo de siempre: que Dinamarca es un sitio super tope guay tolerante, lleno de igualdad, comprensión, aceptación, etc. El Ayuntamiento que da el dinero está dirigido por el mismo partido que cambió la ley hace años para conscientemente discriminar a los homosexuales a la hora de inseminarse, adoptar, etc. La Iglesia ahora va a celebrar una tarde de esta semana uniones religiosas de homosexuales. ¿Pero por qué no lo hacen el resto del año? Las empresas más conservadoras se han puesto una bandera del arcoiris en la puerta... Todo muy bonito, y todo muy falso. Lo que quieren es vender su imagen y con ello conseguir dinero.

8. La falta de comunicación con la población no LGBT.

Entre mis amigos no LGBT, nadie se había enterado del evento hasta que yo se lo he contado. Entre mis amigos LGBT de España, muy pocos han oído hablar de este evento que se supone que es mundial y muchos no lo entienden. Entre la población en general hay una falta de comprensión del objetivo de este evento que no creo que por ahora hayan conseguido aclarar. No dejo de leer en periódicos cosas como "Fiesta de maricas en Copenhague", "El Ayuntamiento financia una fiesta gay en la ciudad", "Juegos Olímpicos para homosexuales, ¿por qué?", etc. Mis amigos tanto LGBT como heteros me preguntan el sentido de hacer una "Olimpiada Gay" cuando los homosexuales NO tienen prohibido participar en la Olimpiada de verdad. A muchos les parece sectario o una forma de volver al gueto. Así que no se ha conseguido transmitir esa idea de que es una forma de centrar la atención en los derechos LGBT y que hay también una conferencia y actividades culturales.

9. El dominio de los gays.

Durante todo el tiempo de preparación de este evento, el control por parte de los hombres relegando a las mujeres a "objetos de relleno" que "hay que recordar poner" porque "se supone" que hay que incluir a todos ha sido constante. Tanto que han tenido que realizar actividades para vender a las lesbianas que también va con ellas. Pero los anuncios (y para ejemplo el que he puesto aquí que podéis ampliar pulsando sobre él), el comité que decide, los artistas, las actividades, etc. claramente están enfocadas más a los gays que los demás miembros de la comunidad LGBT.

Conclusión:

Aunque esté muy bien tener un actividad que dirija la atención hacia los asuntos LGBT, se podría hacer de otro modo que:
  • Aprovechara más los recursos disponibles para conseguir aceptación real.
  • Permitiera a todos los interesados participar sin tener que desembolsar una fortuna.
  • Incluyera a personas no solo LGBT, sino a toda la sociedad.
  • Mostrara la diversidad real del ambiente LGBT, donde no todo es fiesta, músculos o activismo.
  • Incluyera a todas las subculturas, también a las que hablan de la parte sexual porque la comunidad LGBT sufre discriminación por su sexualidad (en el Queer Festival se habla mucho de cosas como sadomasoquismo).
  • Permitiera a los demás reflexionar sobre temas LGBT sin sentirse molestados por temas económicos que desvian la atención del objetivo.
  • Fuera menos capitalista y con ello hiciera que se nos respete no como consumidores y máquinas de gastar dinero sino como lo que somos, personas LGBT.
  • Mostrara una imagen real de la sociedad danesa y no una tan "rosa" en la que los derechos LGBT se respetan esta semana y luego otra vez nos metemos al armario.
Siento que la entrada esté tan desordenada, pero es que hay tantas cosas que mencionar...

votar





4 comentarios:

  1. Te felicito por esta entrada de tu blog, por esas y algunas razones no fui a Copenhagen, radico en México. Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Ru, por tu visita y por la felicitación. De verdad me alegra ver que no soy la única que cree que esto no se está haciendo como debería hacerse. Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo7/8/09 19:16

    Gracias por ampliarnos la información en torno a los Outgames. Párticipé com invitado por una agencia de cooperación (vivo y trabajo en latinoamérica)y aunque aprecio el haber participado, por momentos tambien me sentí asqueado por algunas situaciones, especialmente la superficialidad con la que se asumen algunas cosas. Como mencionais, en algunos paises aún somos perseguidos y asesinados por nuestra orientación sexual o identidad de género y estas, que deberían ser las cuestiones medulares de un evento como los Outgames, fueron relegadas a un segundo plano. Entiendo tambien que los contextos plantean retos diferentes para unos y otros, pero irrita saber que un presupuesto enorme como este, se haya desperdiciao sin una conslusión política contundente que mejore la vida de las comunidades LGBTI en el mundo entero. Lindo blog, sigue adelante preciosa

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por tu comentario. Me parece muy interesante ver la opinión de alguien que ha participado en la conferencia y que viene de un lugar donde todavía queda mucho por avanzar para que nuestros derechos se reconozcan.

    Entiendo a lo que te refieres con la superficialidad y creo que ese es uno de los problemas de ese tipo de conferencias. Aparentemente es difícil para los que lo organizan ponerse en la situación de gente de otros países en los que las cosas no son igual de fáciles.

    Muchas gracias por tu visita y bienvenido cuando quieras.

    Sobre todo, mucho ánimo en tu lucha :-)

    ResponderEliminar

Si tienes problemas para dejar tu comentario, vuelve a pulsar en "Publicar". Casi siempre con insistir un par de veces funciona. Si no también puedes enviármelo a mi email en lilleskvat(a)gmail.com