04 marzo 2010

Respeto por la sangre

Voy a mi médico de cabecera y me dice que me tiene que hacer uno de esos análisis de sangre rápidos que hacen aquí cuando no te quieren mandar al laboratorio. Consiste en un pinchazo en la yema del dedo que hace que sangres unas gotitas que son absorbidas por un tubito de plástico. Luego la sangre de ese tubo se mete en un líquido transparente y todo dentro de una máquina que lo analiza en unos segundos.

A lo que iba. Me pincha en el dedo y sin ponerse ni guantes ni nada como no sangraba suficiente empieza a presionarme en la yema. De repente, la sangre salta de golpe y se mancha en los dedos. Y a continuación tenemos esta conversación:
Yo: Ya veo que no te da miedo que te caiga sangre en las manos.
Médico: No, no de ti. 
Yo: Pero tú no puedes saber lo que yo hago en mi tiempo libre.
Médico: Ya, pero bueno. Con algunos pacientes que tengo sí que me pondría guantes, pero en general no me preocupa.
Yo: Pero si alguien tiene hepatitis, VIH o similar no se puede saber sin analizarlo.
Médico: Es verdad, pero da igual.
Yo: Pues eso es un poco tonto.
Médico: Será la costumbre.
Yo: Es decir, que le has perdido el respeto a la sangre.
Médico: No, siento mucho respeto por lo que la sangre nos muestra sobre medicina, genética, el cuerpo humano... Pero no tengo respeto por lo que hay entre los glóbulos, es decir, los virus, bacterias, hongos y semejantes.

Como ya decía en otra entrada, la gente que trabaja en medicina aparentemente es la que menos cuidado tiene en no contagiarse. Sencillamente es increíble. 

votar





4 comentarios:

  1. joer, pues yo cambiaría de médico YA porque si a él le da igual contagiarse, a lo mejor a ti no y te pega lo que haya pillado del paciente anterior.

    Alucino.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo5/3/10 10:45

    Lille en mi opinión me parece bien que la gente no sea tan paranoica, el como doctor sabe que las probabilidad de ser contagiado por que le salpique un poco de sangre en su cuerpo o en su cara, son bastante mínimas, aun si las persona tiene HIV u otro tipo de enfermedad es bastante improbable ser contagiado.
    Pero entiendo tu preocupación por que yo también soy un poco cuidadoso en ese aspecto.
    Yo vivo en Inglaterra y he visto algunos doctores que solo por tocarte se colocan guante, bueno claro aunque eso es un bastante extremo……

    ResponderEliminar
  3. Mariano, el caso es que nunca sabes si al que te cambias va a ser peor. De hecho, encontrar a este me llevó varios años pasando por ejemplos mucho más lamentables. La sanidad en este país da pena.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo, es cierto que contagiarse de VIH es más difícil. Pero las hepatitis por ejemplo son 100 veces más contagiosas que el VIH y están mucho más extendidas. Hay que tener cuidado y desde luego no tocar sangre ajena cuando no es necesario.

    En cuanto a los doctores que se ponen guantes para tocarte, a mí me parece en realidad la única forma correcta de hacerlo. Se protegen a sí mismos y te protegen a ti. Existen infinidad de enfermedades que se contagian por el contacto y un médico responsable lo sabe y debe actuar en consecuencia.

    ResponderEliminar

Si tienes problemas para dejar tu comentario, vuelve a pulsar en "Publicar". Casi siempre con insistir un par de veces funciona. Si no también puedes enviármelo a mi email en lilleskvat(a)gmail.com