29 agosto 2010

Crecer viendo la manifestación del Orgullo LGBT

En muchas discusiones sin sentido que he escuchado sobre la manifestación del Orgullo LGBT los conservadores heterosexuales utilizan como excusa para quejarse el que se haga en mitad del día en sitios donde pueden pasar niños. Se quejan de que los pobres niños tienen que ver a dos hombres besándose o tienen que ver a personas semi desnudas o haciendo gestos sexuales. Este argumento, por supuesto, solo es una excusa para esconder su fobia hacia el colectivo LGBT y su miedo a que sus hijos crezcan en un ambiente más tolerante y menos discriminatorio, que incluso podría llevarlos a aceptar ellos mismos sin problemas sus propios deseos sexuales.

Este sábado pasado en la manifestación estuve durante un rato en la acera junto a dos chavales de unos 10-11 años. Eran niños daneses pero sus padres seguramente eran de algún lugar de Oriente Medio. Es decir, que probablemente eran musulmanes. Los dos muchachos estaban disfrutando de la manifestación, de todos los colores, de los trajes, de las banderas, de la música, de las sonrisas... y se les veía bien felices. De hecho, ambos consiguieron hacerse con una bandera del arcoiris y la lucían bien orgullosos. 

Más tarde en el concierto después de la manifestación unos niños de unos 5-6 años se acercaron a mí y a K a pedirnos las banderas y se fueron bien felices con ellas.

Todos estos niños creo que tienen una educación y una vida mucho más sana que los niños a los que los heterosexuales conservadores pretenden proteger. Estos niños crecen asociándonos con algo positivo, algo que sucede cada año y que es divertido. También crecen viendo que somos muchos y muy diversos. Cuando sean mayores, serán mejores personas, más tolerantes, más capaces de aceptan la diversidad, de aceptar sus sentimientos y aceptar los de los demás. Ojalá yo hubiera crecido viendo manifestaciones del Orgullo LGBT.

votar





6 comentarios:

  1. Anónimo4/9/10 20:12

    Me parece horrible que alguien opine de forma tan degradante como la tuya, y que ya de entrada trate a los heterosexuales como "conservadores heterosexuales". Te falta decir los fascistas, nazis e intolerantes heterosexuales. Te habría quedado más bonito, sin duda.

    Hay algo que no entiendo y es hacer manifestaciones para enseñar al mundo lo que ustedes son..., y digo yo..., ¿a mí que me importa? ¿A mí que demonios me importa que usted sea marica o no, y/o se sienta orgulloso o no?

    ¿Usted ha visto alguna vez a heterosexuales besándose en la boca por la calles, copulando, haciéndose felaciones y cunilingus un@s a otr@s?. Yo no, nunca he visto eso... ¿por qué?, pues porque los heterosexuales nos consideramos y de hecho SOMOS naturalmente correctos, y de la misma forma que no sentimos orgullo por tener cinco dedos en cada mano o dos ojos en la cara (porque es lo natural y normal), tampoco nos sentimos orgullosos de tener un pene para introducir en una vagina y ésta para recibir a aquel. Ni yo, que soy varón, me siento orgulloso de que me gusten las hembras, ni éstas de sentir atracción por los machos..., sencillamente eso es natural y tal cual lo vemos.

    Sin embargo ustedes tienen que echar mano de extravagancias y sentirse obligados a hacernos creer que si no estamos de acuerdo con ese abanico de aberraciones que nos muestran en sus manifestaciones, somos unos intolerantes y lo que es más gracioso... que les tenemos fobia o miedo. Y también nos culpan de que no dejemos a nuestros hijos que "disfruten" viendo esos coloridos vestidos, hombres totalmente amanerados que parecen adefesios, maquillados hasta la ridiculez en su más puro estado, y mujeres con tatuajes y "luciendo bíceps", y todo ello mientras besan a su pareja, a la parte pasiva, a quien tiene la patología más pronunciada de ambos y que se siente dominad@ por un hombre o mujer, que si es hombre es mujer y si es mujer, es hombre.

    Ustedes dan pena, únicamente pena y necesitan la bendición, el beneplácito y la aceptación de las personas normales y naturalmente correctas... Pues la mía no la tienen, ni tampoco la de más del 80% de la población mundial, que se escandaliza, ríe, siente fobia, miedo, asco, lástima, etc., etc., de todo lo que ustedes hacen. Sienten de todo menos lo ustedes pretenden que sientan: ACEPTACIÓN.

    Y es que ustedes por mucho que lo intenten, siempre serán unos desnaturalizados que andarán huyendo de la gente de su alrededor, que se clausurarán en clubes de ambiente gay para hacer sus cosas, que en público serían completamente inadecuadas, inaceptadas y escandalosas. Están condenados a pasarse la vida huyendo de sus vecinos, de sus compañeros de trabajo y de su entorno para simplemente darse un piquito..., sólo para eso.

    Se ha dicho de ustedes que son viciosos, que cambian de pareja con increíble facilidad (nadie es más promíscuo que l@s maricas), que son un error de la naturaleza, que tienen una patología mental que además podría tener curación..., se ha dicho de todo, menos lo que ustedes quieren que se diga pero nadie dice, y por ende sólo ustedes dicen: que su inclinación sexual es normal, correcta y libre, como cualquier otra elección, por ejemplo laboral. Sólo ustedes dicen eso y sé perfectamente que ustedes saben que es mentira. Me consta que ustedes los homosexuales, que hasta se cambian de nombre constantemente para no sentirse insultados, son los primeros en estar infelices con su anomalía, y por eso necesitan dar tanto espectáculo y tantas explicaciones a los demás de que se sienten orgullosos. ¡A los demás nos importa un carajo de lo que usted se sienta orgulloso, oiga! (CONTINÚA)

    ResponderEliminar
  2. Anónimo4/9/10 20:15

    JAJAJAJAJAJA ¿Aprobación? JAJAJAJAJA, ¿y tú vas de tolerante? tú no tienes valor para "aprobar" mi omentario, jajajajajajaja. Pobre infeliz lesbiana, que tiene que aprobar los comentarios que le hacen, jajajajajajajaja.


    La única opción que les queda en este mundo de locos intolerantes que no aceptan esos desfiles de drak queens hechas unos brazos de mar y tapando en realidad con esas vestiduras y maquillaje toda su desgracia, infelicidad y tristeza de su alma, es la de ponerse la armadura, mandar a todo el mundo a hacer puñetas, decir que todos somos unos fascistas intolerantes, que les tenemos miedo y por eso no les aceptamos, armar espectáculos bochornosos y escandalosos para decir "¡¡¡AQUÍ ESTOY YO MORREANDO A MI PAREJA HOMOSEXUAL!!!", haciendo uso de movimientos obscenos, de lenguaje obsceno (coprolalia) y de comportamiento obsceno, para dar salida a todo ese miedo que ustedes SÍ SIENTEN y tienen reprimido.

    Nunca les haremos caso, nunca aceptaremos que nuestros hijos miren su desfachatez y su miseria, nunca les consideraremos personas normales. Pueden hacer todo lo que los gobiernos de sus países les permitan, pueden tirarse a las calles a copular como perritos, pero para las personas sanas y sin inclinaciones patológicas, ustedes serán siempre unos enfermos como lo puedan ser los zoófilos, que no olvidemos que también eligen su inclinación sexual y son libres de hacer felaciones o hacerse penetrar por el ser de la especie que quieran..., porque todos somos libres...,

    pero nadie me va a quitar mi libertad de sentir lástima cuando la veo a usted jactándose de ser un machorro a lomos de una imitación china de Harley Davidson o a usted que se pone pechos de silicona o se hormona para tenerlos "naturales" y que se siente obligada a sentir placer sólo con una lengua femenina en su vagina, con un pene dentro del tracto intestinal, o con juguetes varios que al final sólo simulan la inclinación correcta que usted debería tener, porque es muy gracioso ver a una mujer cabalgando sobre otra con un cinturón abrochado a las caderas y armado de un miembro viril descomunal. O un hombre haciendo una felación a otro, cuando lo natural es que la felación la haga una mujer porque de forma natural e instintiva, ésta siente mucho placer al lamer un miembro masculino..., y es que al final hacen lo mismo pero con las personas cambiadas, rompiendo esos esquemas y normas que necesitan romper quizá por su rebeldía contra un mundo que desde pequeñitos les trató mal por una familia rota, por drogas, por prisión..., o simplemente sólo necesitan escandalizar a los demás debido a un sentimiento de rechazo social o fobia a las personas y de alguna manera tienen que "vengarse del mundo".

    En el fondo yo creo que su patología no sólo es sexual sino de otras muchas índoles (no es lo mismo la homosexualidad que la misoginia o misantropía, sin embargo la homosexualidad cohabita muy frecuentemente con patologías como las que cito o de su misma naturaleza), pero se cura o en cualquier caso se puede tratar, porque ustedes están enfermos.

    Y cuanto más pataleen, más pena darán al mundo y más le harán reir.

    Es muy común que haya quien piense que tengo algún problema (por eso del efecto rebote o la proyección psicológica) y por eso he dedicado mucho tiempo a escribir esto. Pues no, he tardado 3 segundos, el tiempo de pegar y copiar un texto que tengo grabado en un archivo y que publiqué en una revista de psicología forense, que es mi especialidad.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo5/9/10 23:54

    Si alguien desea comentar conmigo algo sobre la sexualidad o cualquier otro tema relacionado con la psicología y el comportamiento humano, puede escribir a mi correo: jose_ango@hotmail.com.

    Soy psicólogo doctorado en ciencias forenses y tengo la total y absoluta certeza de que la homosexualidad es una patología tratable. Muchos colegas míos de varios países de Europa, han sido retirados de sus cátedras y puestos de trabajo en hospitales de salud mental, por afirmar lo que yo afirmo, y es que hay que dar a la masa lo que desea para evitar escándalos y si ustedes desean que su patología se reconozca como inclinación sexual normal, pues se reconoce.

    Incluso en el DSM, la homosexualidad desapareció como patología mental, cuando los profesionales sabemos que siempre lo fue y lo va a seguir siendo, lógicamente.

    Todo esto se debe a maniobras políticas para acallar y calmar los ánimos de un colectivo enorme en un mundo con sociedades al borde de la ruptura y rozando la hecatombe.

    Afortunadamente a mí nadie me va a expulsar de mi lugar de trabajo, puesto que aparte de ser un anónimo más de internet, no me dedico a la psicología clínica y puedo disfrutar del beneplácito de afirmar lo que afirmo y decirlo incluso en público sin que mi trabajo peligre.

    Sé que será mucha la gente que se sentirá muy herida con mis comentarios y lo entiendo tanto como me da lo mismo.

    Me han acusado muchas veces de fascista intolerante por no aprobar la homosexualidad y considerarla una horrible práctica, dañina, nociva y muy perniciosa sobre todo para los niños. No puedo comprender cómo hay sociedades que pueden dar un niño en adopción a una pareja de maricas..., es increíble y me parece un retroceso y una involución descomunal a nivel humano. No se imaginan lo dañino que puede resultar esto para un bebé o infante a nivel psicológico.

    Los homosexuales son personas muy infelices, con enormes traumas y sentimientos catastrofistas y son los primeros en desear no ser como son.

    Muy pocos se encuentran bien pero no sin haberles costado dios y ayuda llegar al nivel de autoaceptación que hace falta para sentir un poco de bienestar.

    Como entendedor de la conducta humana no me cuesta ningún trabajo discernir que los insultos es una forma (la única), que muchos tienen para defenderse de mis afirmaciones, pues entiendo que otra opción no hay. Es muy gracioso que a uno le llamen "nazi" por no aprobar algo, y digo yo... ¿qué tendrá que ver los cojones para comer trigo? Un nazi creo yo que es otra cosa. Yo sólo soy un hombre que sabe perfectamente que un señor que se enamora de otro señor, es un perturbado mental, y lo sabe porque lo ha estudiado.

    Y ojo, no digo ni dejo de decir que yo sea o no fascista. Simplemente mis tendencia políticas, religiosa, etc., son temas personales que sólo comparto con mis allegados.

    ResponderEliminar
  4. Payaso, tienes suerte de que haya comentado y publicado esto. Tu mierda racista sobre los inmigrantes no va a aparecer. Vete a molestar a otro sitio.

    ResponderEliminar
  5. MrDisfórica1/11/10 18:10

    Esto debe de ser un broma, ¿no? ¿Este personaje es psicólogo? Pobrecito quien se ponga en sus manos.

    ResponderEliminar
  6. En realidad el señor este es agresivo, qué duda cabe!!!!, pero lamento decirles a todos que estoy de acuerdo con él. Yo también pienso que la homosexualidad es un problema cerebral y que no se estudia sobre él porque a nadie le subvencionarían esos estudios y nadie va a pagarlos de su bolsillo, pero si se hiciese, la homosexualidad tendría cura.

    Un saludo a todos y aunque supongo que es normal despotricar contra alguien que dice algo que duele oir (leer) también reconozco que el Doctor en Psicología Forense, podría haber sido más suave.

    PD. Soy neurólogo y no me sorprende que ahora me digan a mí que soy un intolerante por decir que la homosexualidad es una enfermedad. Estoy preparado para que me digan "payaso", pero les aseguro que se cura y si se cura es porque es una enfermedad. Lo que no se cura es el tener 5 dedos en la mano como dice el Doctor anterior. Para eso no hay tratamiento pero para la homosexualidad sí...

    Si ustedes supiesen que EXISTEN fármacos que "convierten" la homosexualidad en sexualidad normal porque inhiben los impulsos eléctricos de la zona del cerebro defectuosa...

    Lo que pasa es que está y estará prohibido siempre su puesta en el mercado. En fin, es problema de ustedes. Adiós

    ResponderEliminar

Si tienes problemas para dejar tu comentario, vuelve a pulsar en "Publicar". Casi siempre con insistir un par de veces funciona. Si no también puedes enviármelo a mi email en lilleskvat(a)gmail.com