09 agosto 2010

Nación esquizofrénica

A veces España me parece un país con esquizofrenia. De todos los lugares en los que he estado, y ya son bastantes, no conozco ningún otro sitio en el que los nativos sean tan críticos y tan negativos con su propia nación. No es en balde que el poeta Bartrina escribió:

       Oyendo hablar a un hombre, fácil es
       acertar dónde vio la luz del sol;
       si os alaba Inglaterra, será inglés,
       si os habla mal de Prusia, es un francés,
       y si habla mal de España, es español.

Escuchando a los españoles a veces España parece un lugar tercermundista donde la sanidad, la educación, la política, las condiciones laborales, la moral, la historia, la economía... están a años luz de las de otros lugares europeos. Cualquier españolito de a pie cree saber que por aquí en el norte de Europa la educación es mucho mejor, las casas son de lujo, los salarios son de ensueño, las empresas te tratan como un rey, los hospitales están llenos de personal competente, los hombres no son machistas, los gays son respetados, el racismo no existe... 

Curiosamente esos mismos españolitos de a pie son los que también van diciendo que como en España no se X en ningún sitio. Y ahora podemos cambiar X por cualquier cosa de esas de las que los españoles se sienten orgullos: juega al fútbol, come, bebe, divierte, folla, viste, sale de fiesta, es hospitalario... 

Tengo un ejemplo de esto mismo de la última vez que estuve en Madrid. Casualmente eran las fiestas de San Isidro y eso a algunos les saca todo su orgullo hispano. Mientras estaba con una amiga vestida de chulapa tomando algo en una terraza la conversación llegó a una ristra de quejas sobre lo mal que funciona todo en España. Es decir, que una mujer que se siente orgullosa de su país y sus tradiciones tanto como para vestirse así al mismo tiempo siente tanto rechazo como para no poder dejar de criticar al lugar y compararlo con otros supuestos lugares mejores.

A mí sinceramente me resulta un comportamiento esquizofrénico... pero no solo de mi amiga, sino de todo el país.

votar





6 comentarios:

  1. Anónimo10/8/10 4:34

    En primer lugar, te envío un cordial saludo desde Chihuahua, Chih. México.
    He estado visitando y conociendo los blogs que participan en los Premios 20 blogs. Deseo mucha suerte y muchos votos para tu blog; aprovecho para invitarte a visitar mi blog que fue creado con la intención de publicar mis artículos semanales de opinión que muchas veces son censurados por la mayoría de los medios de comunicación que son controlados por el gobierno del Estado.
    Tristemente Chihuahua se ha convertido en uno de los lugares más peligrosos por la ola de violencia generada por el crimen organizado; el periodismo se ha convertido en uno de los oficios más peligrosos; pero mi lema es: prefiero morir hablando, que callada. Y es que quiero a Chihuahua de regreso… ese Chihuahua que mundialmente era conocido por sus bellos paisajes, por su gente valiente noble y leal, por su grandeza en general…. y no por la violencia que ahora impera. (Mi artículo: “Crimen, cámara, acción” lo explica mejor).
    Te invito a que conozcas mi blog que participa en la categoría Actualidad; ojalá sea de tu interés.
    http://lablogoteca.20minutos.es/laecita-blog-mi-derecho-a-la-libre-expresion-18859/

    ResponderEliminar
  2. Eso lo que dices no se aplica tan solo a la nación, sino entre las relacciones interpersonales, ¿Acaso nunca han hablado mal amigos a la espalda, y luego te dan el abrazo mas cariñoso del mundo?

    Saludos, un sueco en mallorca.

    ResponderEliminar
  3. Hola Lille Skvat,
    Curiosamente hoy estaba hablando con mi mujer de este nuestro país, España y leer "Nación Esquizofrénica" me ha animado a escribir el comentario.
    Yo al referirme a España siempre digo que es un país de "pandereta", mucho ruido y poco más.
    A medida que pasa el tiempo voy viendo comportamientos en los ciudadanos que no entiendo el por qué los hacen, no me refiero ya a los políticos corruptos, la iglesia metomentodo, los empresarios evasionistas de impuestos, etc. Me refiero a la gente de a pie. No entiendo el por qué la gente se tiene que colar en el transporte público, por qué se tiene que tirar un papel al suelo teniendo una papeleta al lado, por qué no se puede ceder asiento a una persona mayor o embarazada cuando el tren va a reventar a las 7,30 de la mañana.
    Está establecido socialmente que el listo es el que se salta las prohibiciones sin ser pillado. Somos el pais de la picaresca y el engaño.

    Muchas veces me pregunto como poder cambiar esto pero se queda en eso, una simple pregunta.

    Saludos desde Mataró (Barcelona)

    ResponderEliminar
  4. Gracias por la visita y el enlace, Laecita.

    ResponderEliminar
  5. Sí, sueco mallorquino, es verdad que mucha gente también funciona así. Aunque yo creo que no y pretendo rodearme de gente que tampoco lo hace...

    ResponderEliminar
  6. Es cierto que España es el país de la picaresca y que parece que eso se premia, pero creo que también los españoles idealizan el extranjero y creen que fuera las cosas se hacen mejor que se hacen. Sin ir más lejos, aquí la gente si no hay número para hacer cola son unos maleducados y lo de ofrecer el asiento o no tirar el papel al suelo tampoco son cosas de las que se pueda vanagloriar Dinamarca... Saludos hasta Mataró.

    ResponderEliminar

Si tienes problemas para dejar tu comentario, vuelve a pulsar en "Publicar". Casi siempre con insistir un par de veces funciona. Si no también puedes enviármelo a mi email en lilleskvat(a)gmail.com