03 junio 2011

Interés por la falta de interés

A veces me pregunto si de verdad tienes algo que decirme o si es que en realidad no hay nada y lo único que te pasa es que ahora no puedes conseguirme y por eso tienes interés en mí. Fuiste tú quién me dijiste que funcionabas así. Fuiste tú quién me dejó claro que si yo tenía interés el tuyo desaparecía por completo. Y ahora, qué curioso, cuando ya no quiero contacto tú sigues dándome toques, insistiendo, buscándome... pero sin terminar de hacerlo del todo. Seguramente en eso está la clave. Si me buscas del todo tienes que explicarte, tienes que tener un motivo... y apuesto a que el único que tienes es tu descerebrado interés por todo lo que no te hace caso. Por eso es más fácil seguir con las gilipolleces que buscarme de verdad y reconocer que en el fondo todo está vacío y que no eres capaz de sentir nada real por nadie, y desde luego menos por mí.

votar





2 comentarios:

  1. Anónimo3/6/11 19:45

    Tus insultos duelen y tu arrogancia me asusta. Lo que echo de menos seguramente ya no existe. Y la culpa es mía, ya lo sé.

    ResponderEliminar
  2. No sé, como no entiendo qué es lo que echas de menos, no sé si existe, si existió o si en realidad nunca ha existido. Y la culpa es tuya, ya lo sé.

    ResponderEliminar

Si tienes problemas para dejar tu comentario, vuelve a pulsar en "Publicar". Casi siempre con insistir un par de veces funciona. Si no también puedes enviármelo a mi email en lilleskvat(a)gmail.com