19 febrero 2010

Ser lesbiana y no saber dónde está el clítoris

A propósito de esta entrada reciente en la que mencionaba de pasada que hay gente que no sabe dónde está el clítoris, o que no sabe ni que existe, quiero aprovechar para contaros una anécdota. 

Creo que en general cuando se piensa en personas que no saben sobre el clítoris uno se imagina uno de estos casos:
  • Un hombre sin el menor interés en cómo funciona la sexualidad femenina.
  • Una mujer puritana que considera que el sexo es sucio y que por tanto ni se masturba ni tiene la menor idea de cómo funciona su propio cuerpo.
  • Una persona que no ha tenido la suerte de tener educación básica y ha crecido en una cultura en la que la sexualidad femenina no se entiende o se acepta.
  • Una persona anciana que claramente no ha recibido la información sexual que debería.
Desde luego lo que uno no se imagina es que existan mujeres jóvenes, con educación superior, que han crecido en nuestras sociedades europeas con acceso a información sexual de cuarenta mil modos diferentes, que incluso se masturben y que en realidad no sepan dónde está su clítoris.

Pero es que todavía es más grave. Lo que creo que nadie se imagina es que haya mujeres lesbianas con pareja y que tienen sexo de forma habitual y activa que no saben dónde está el clítoris. ¡Y el caso es que existen! Porque yo sé de muy primera mano que es así.

Ante tales casos no queda otra cosa que preguntarse el motivo de semejante IGNORANCIA. La respuesta, por supuesto, al menos en los casos que yo he conocido tiene que ver con dos tipos de moralinas completamente nefastas:

  1. La religión cristiana que enseña que el sexo es algo negativo. 
  2. La de las sociedades machistas que enseñan que la sexualidad femenina es algo negativo.
Y es que aun así es increíble.

votar





3 comentarios:

  1. Mucha gente aún no sabe que existe. Y otra piensa que por la vagina se orina también y eso te lo certifico que he tenido que llevar un libro y enseñarlo. De una mujer que tenga relaciones asiduas y desconozcan este dato me parece que poco satisfactorias serán, y si son jóvenes mas aún se me hace raro que lo desconozcan. Pero no es extraño porque muchas y muchos no lo saben.
    He llegado a escuchar de una mujer que un vez sintió un placer enorme cuando su marido la tocaba y le dijo parara y sintio miedo y verguenza y jamás lo dejo mas. Visto esto ya ni me asombro. Besitos

    ResponderEliminar
  2. Anónimo21/2/10 5:51

    mientras no trates a esas sociedades que hablas de hombristas o masculinistas, en vez de machitas, no pretendas que te traten de feminista, solo seras tratada como hembrista!!!

    ResponderEliminar
  3. Muy buenoooo!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar

Si tienes problemas para dejar tu comentario, vuelve a pulsar en "Publicar". Casi siempre con insistir un par de veces funciona. Si no también puedes enviármelo a mi email en lilleskvat(a)gmail.com