28 abril 2010

Ropa de segunda mano

Una cosa que sorprende a muchos extranjeros en Dinamarca es que en esta sociedad de bienestar en la que en teoría (y solo en teoría) no le falta el dinero a nadie muchos daneses son aficionadísimos a comprar cosas de segunda mano. En todos los barrios hay bastantes tiendas donde la gente lleva desde sus cubiertos viejos hasta la pintura del salón de su abuela. Para mí como española lo más chocante sin embargo es que la mayoría compra ropa de segunda mano, independientemente del dinero que tengan. Hay muchas tiendas donde unos dejan su ropa vieja y otros la compran, y el dinero va a asociaciones como Cruz Roja o similares cristianas. También hay muchas tiendas que simplemente venden ropa usada para beneficio del propietario. 

Lo curioso es que además entre los jóvenes parece ser como un símbolo de estatus. Por ejemplo en el periódico universitario siempre hay una sección de moda. Cuando a la gente le preguntan qué ropa lleva puesta, siempre entre las cosas llevan algo de segunda mano que encontraron en algún mercadillo, desván o similar.

Esta diferencia me ha llevado a preguntarme a menudo por qué en realidad los españoles no practican más esto. Allí, a diferencia de aquí, la gente pobre existe en gran cantidad, pero las tiendas de segunda mano son prácticamente inexistentes. En ese aspecto, los españoles vistos con gafas danesas resultan a menudo muy consumistas y pretenciosamente "pijos".

votar





8 comentarios:

  1. A mi me gusta la ropa de sengunda mano y tampoco se por que... antes me vestía mas así. Será algo romantico?

    Recuerdo que tenía una chaqueta de cuero marron alemana tipo miliar que tenía muchisimos años y a la que tuve que "restaurar" un par de veces pero que al final tuve que tirar (tirar = darla a la parroquia)

    Ahora es mas complicado, por estilo, tallas y tiempo. Es dificil encontrar lo que necesito en las pocas tiendas que hay en Sevilla por desgracia.

    ResponderEliminar
  2. Recuerdo que en Barcelona existen y la verdad no son muy baratas, se han transformado en algo muy "cool" donde tu vas a buscar tu ropa "vintage" ejemplar unico XD,es mas!habia una tienda que se especializaba solo en ropa de los 80's.
    En Chile tambien fueron el boom cuando recien se establecieron, pero eso fue hace 20 anos atras! XD

    ResponderEliminar
  3. Anónimo26/5/10 0:45

    Me encantan las tiendas de segunda mano porque siempre puedes encontrar artículos diferentes a lo que hay en otras tiendas. En Tarragona hay una tienda de segunda mano y la ropa está super bien está cerca de correos, los precios están estupendos, compré una camiseta Tim Tomas por 15€, casi el mismo modelo en internet está por 187€ y la camiseta está nueva, yo siempre compro allí, además las dependientas son muy simpáticas.

    ResponderEliminar
  4. no se porqe los españoles somos tan acomplehados i ignoramos esta clase de tiendas llo cambie de opinion desde que encontre una tiendecita de estas en castellon.i ahora cada vez que salgo de compras no me puedo resistir de no pasar por alli.porqe siempre me llevo alguna alegria.i ademas reciclamos.esta en la calle-gobernador13 por si os interesa.saludos djj

    ResponderEliminar
  5. Podéis ver un catálogo de ropa de segunda mano en http://no-monotonia.blogspot.com

    Gracias!!

    ResponderEliminar
  6. Hola! Me parecen muy interesantes las tiendas de segunda mano y me gustaria preguntar si alguien sabe de algunas que estén bien por Barcelona!
    Y por si os interesa, os dejo mi blog con ropa y complementos de segunda mano, para que le echéis un vistazo! http://myimmortalcloset.blogspot.com/
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  7. Hola, creo que la mentalidad de mucha gente en España debería cambiar, por eso os invito a visitar mi facebook, a los que les guste ahorrar y tienen un estilo própio de moda y vida. Podréis encontrar toda clase de ropa y complementos de segunda mano.
    http://www.facebook.com/guitas.modacomplements

    ResponderEliminar
  8. Creo que somos los últimos en compra de ropa y artículos de segunda mano. Parece que comprar cosas de segunda mano en nuestro país es cosa de pobres cuando la realidad es que la segunda mano nos ofrece no solo la posibilidad de reutilizar que falta nos hace sino también de conseguir cosas exclusivas y diferentes a precios muy inferiores.

    ResponderEliminar

Si tienes problemas para dejar tu comentario, vuelve a pulsar en "Publicar". Casi siempre con insistir un par de veces funciona. Si no también puedes enviármelo a mi email en lilleskvat(a)gmail.com