01 febrero 2011

Definiendo mi oficio

Sobre esto podría escribir mucho y muy concreto, pero voy a centrarme en dos cosas más generales.

Primero, no entiendo por qué la gente define su oficio por lo que estudió en la universidad o la empresa en la que es contratado. ¿Qué soy yo si he estudiado muchas cosas, he trabajado en muchos más campos muy diferentes y he aprendido muchas cosas en sitios que nada tienen que ver con el mundo académico o laboral? ¿Cuál es mi profesión si dedico más horas a actividades que no me dan ningún dinero que a mi verdadero trabajo o estudios?

Segundo, prefiero hablar de lo que quiero ser o lo que creo ser que lo que la sociedad decide que soy. Así, digan mis títulos y mi experiencia lo que digan, yo me considero: 

  • Una eterna estudiante, porque no puedo dejar de interesarme por aprender más.
  • Una activista, porque para cambiar las cosas que a uno no le gustan hay que hacer algo.
  • Una trabajadora en el sentido clásico, porque mis orígenes, mi actitud y mis tendencias políticas están con los trabajadores. Porque para ganarme la vida tengo que trabajar.
  • Una autodidacta, porque para tener un oficio cada vez más cercano a mis intereses me tengo que formar yo buscando mi camino.
  • Una autónoma, porque para evitar caer en las redes de las relaciones de poder en las estructuras de trabajo he tenido que abandonar la forma habitual asalariada de los trabajadores.
  • Una bloguera, porque dedico más tiempo a este blog que a muchas de las actividades que se consideran oficios aunque no reciba ninguna satisfacción económica por ello.
  • Una humanista, por los temas que me interesan y porque mi formación es mucho mayor en este campo.
  • Una lingüista, porque disfruto diseccionando las diversas lenguas del planeta.
  • Una viajera, porque si tuviera la economía necesaria viajaría sin pausa.
  • Una especialista en interculturalidad, porque el mundo es tan diverso que centrarse en un solo lugar para mí no tiene sentido.
  • Una especialista en LGBT+, porque muchas horas de mi vida laboral y académica van dedicadas a este tema.
  • Una política, porque cada vez uso más tiempo en eventos y campañas políticos.
  • Una escritora, porque cada día escribo.
  • Una pensadora, porque para eso tengo el cerebro.
  • Una lectora, porque con toda la información que hay disponible, no sé cómo se puede evitar leer.
  • Una investigadora, porque tanto en mi vida académica como en mi vida laboral y de ocio uso mucho tiempo en investigar.
  • Una...
Me pregunto cómo es posible que a los demás cuando les preguntan a qué se dedican, sean capaces de contestar una única cosa como "soy médico" o "estoy en el paro". En mi opinión, hay que ser un poco más independiente de lo que la sociedad espera de ti.

votar





11 comentarios:

  1. Muy bien, ante todo eres una persona respetable.
    Saludos
    KP

    ResponderEliminar
  2. Pero que completa ! Asi no me extraña que me guste tanto leerte . Siempre me enseñas algo o me dejas pensando.
    Un abrazo

    Maria

    ResponderEliminar
  3. Y pensaba que yo estaba hecho un lío con lo que soy ;-)
    Me ha gustado tu idea, me la voy a apuntar.
    Bsos

    ResponderEliminar
  4. Al leer vuestras respuestas me doy cuenta de que lo que he escrito suena repelente y pedante... aunque siga estando de acuerdo en lo que he escrito...

    ResponderEliminar
  5. Coincido con muchas cosas que escribes, tanto en esta entrada como en tu blog, será por eso que es el que leo con más frecuencia.

    Tu conclusión "hay que ser un poco más independiente de lo que la sociedad espera de ti" me pareció fantástica.

    ResponderEliminar
  6. he descubierto hoy tu blog (a través del blog del bloque alternativo lgtb+ de sevilla) y llevo un buen rato dando vueltas por él, está genial! :)

    Cuando he llegado a este post, después de leer varios anteriores y otros en los que te defines como trans, me ha extrañado/sorprendido/llamado la atención que siempre uses el femenino al referirte (una activista, una escritora, una lectora...). En mi caso (genderqueer, queer, intergénero, transbollo, trans, polisexual, entre otras etiquetas, según la circunstancia y la gente con la que esté y mi ánimo para explicarme) cuando me refiero a mí en femenino me resulta raro, en masculino también, y suelo intentar utilizar poco los géneros (en vez de decir estoy contenta/o digo estoy feliz, por poner un ejemplo), o cambio y alterno a mi gusto el masculino y femenino.
    También depende del día, es decir, si unes a una mujer y un hombre por una cuerda, pues yo estaría haciendo equilibrios en esa cuerda y, para tal fin tengo que moverme, por lo que nunca estoy en un punto fijo, sino que hay momentos en los que me acerco más a alguno de los extremos y otros en los que tropiezo y estoy totalmente fuera de todo sexo-género binarismo (genderless, se me ocurre que le podría llamar).

    Es simplemente una reflexión, cada persona es un género y un mundo ;)

    por cierto, a mi la nacionalidad también me atraviesa totalmente, de tal forma que en españa me siento muy aleman* y en alemania me siento español* jejej

    ResponderEliminar
  7. Anónimo21/6/11 0:13

    hoy leí la siguiente frase y me encantó:

    “no soy lo que pensás, soy lo que yo quiero”

    lindo blog

    nuevos cordiales saludos

    ResponderEliminar
  8. Blai Bloem, me parece una reflexión muy interesante y lo cierto es que tiene un motivo. Tengo una entrada del blog medio escrita sobre ello, a ver cuándo la termino. Pero en resumen se debe a una posición feminista y de visibilización de un género que en el castellano se olvida en la mayor parte de las situaciones y escritos. Pero en mi vida diaria a menudo hago exactamente lo mismo que tú dices, evitar usar géneros, o cuando los uso, mezclarlos. Alguna gente me llama él, otros ella, y algunos aquí usan "zie" en inglés o "høn" en danés, que son neutros. Y yo a menudo acabo las palabras en "o", pero en este blog no es visible, al menos no por ahora.

    ResponderEliminar
  9. Gracias, anónimx y bienvenidx al blog :-)

    ResponderEliminar
  10. No, no eres repelente, I didn't quite think you'd come off that way! nah, es interesante que defines tu oficio con rasgos de personalidad/intereses personales/ideales... no se si me explico bien en castellano :p Pero me gusto tu definicion acerca del oficio, de lo que lo mantiene a uno ocupado en la vida... El 'bias' que hace que una persona piense en: oficio = trabajo en el que pasas cantidad x de horas al dia, es lo que me vino a la mente... pero me parecio muy buena tu definicion porque el oficio no es unicamente el trabajo de rutina para ganar dinero, el oficio, esas cosas en las que se ocupa uno la vida es mucho mas de eso... y si uno aspira tan solo a tener un trabajo de rutina todo la vida, o la mayor parte de esta, la verdad que con razon hay tanta gente deprimida que siente un vacio por dentro... no? me gusto esta entrada. Sorry I ranted a little bit towards the end! Saludos!

    ResponderEliminar

Si tienes problemas para dejar tu comentario, vuelve a pulsar en "Publicar". Casi siempre con insistir un par de veces funciona. Si no también puedes enviármelo a mi email en lilleskvat(a)gmail.com