31 agosto 2009

No le funcionaba el gaydar


Ya que hablábamos ayer del gaydar, os voy a contar algo que me ha pasado hace poco y que me dejó un poco chafada. Era la semana de World OutGames en Copenhague y estaba todo el centro lleno de actividades LGBT. Por supuesto, las asociaciones LGBT de Dinamarca utilizaban esos días para intentar hacer nuevos socios y para difundir un mensaje de tolerancia a la comunidad LGBT en el resto de la sociedad. Hasta ahí muy bien...

En una de las plazas había como una terraza al aire libre con música. Y allí estaban un chico disfrazado de conejito, con una diadema con orejas rosas, repartiendo piruletas e invitando a la gente a acercarse y tomar algo en la terraza. K y yo pasábamos por allí de camino a alguna de las actividades y se nos acerca el conejito todo sonriente. Así que nos detenemos a escuchar su charla para descubrir que su discurso iba claramente dirigido a heterosexuales y con unas cuantas cosas que me dejaron a cuadros. Primero, me alucina que por el hecho de ir dos personas de distinto género tenga que dar por hecho que no entendemos de qué va el asunto y que no somos parte de la comunidad LGBT. ¿Cómo puede saberlo? Porque aparentemente si cree en el gaydar o radar para detectar a personas homosexuales a este conejito ese día no le funcionaba el gaydar ni de coña. Pero también, y todavía peor, no solo dio por sentado que éramos heterosexuales. ¡Dio por sentado que éramos homófobos! Así que nos metió un mini discurso sobre que por entrar al sitio no nos iba a pasar nada, que los gays son personas que no son peligrosas y que aunque vayan vestidos como él, de conejito, es solo por diversión. Pero, claro, que cualquiera era bienvenido, que no hacía falta ser homosexual ni vestirse de conejito para entrar en el bar. De premio por escuchar el discurso nos dio una piruleta a cada uno y él se dio la vuelta pensando que había hecho un gran trabajo y yo me quedé sinceramente flipando.

Muy bien, voy con un chico y soy una chica. Muy bien, no voy vestida de conejito. PERO no puedes saber si entiendo o no entiendo, si tengo prejuicios o no y es desde luego un prejuicio por tu parte tratarme como una persona homófoba solo porque tú crees que soy heterosexual porque voy junto a un hombre.

Tengo que volver a insistir en lo mismo: los bisexuales aparentemente no existimos para la comunidad LGBT. En ese momento me sentí un poco discriminada, aunque su intención fuera invitarme al lugar. La forma en la que lo hizo desde luego no me parece la mejor.

Y eso por no mencionar ya que pensar que todas las personas heterosexuales son homófobas es en mi opinión un clara forma de heterofobia.

votar





6 comentarios:

  1. la de Lille Skensved31/8/09 12:08

    Y lo mejor es que no se puede soltar una fresca en un caso de éstos, por que lo está haciendo con su "mejor?" intención...

    ResponderEliminar
  2. Sí, a veces pasa, que siendo hetero... si vas con una chica lesbiana o bi... se supone que entiendes... si vas con un chico, eres hetero of course... aunque el chico sea gay... y como bien dices... si vas con tu novio... no eres bi... Ay, que al final los más discriminados del mundo son los Bi- pero creo que hay tanto chicos como chicas.... así que al final, van a ser los chicos Bi lo más discriminados ¿no? Sería más facil que la gente pasara de decir cuál es su inclinación y respondiesen más a.... ¿y tú a quién Amas? Eso y Respetar! la elección de cada uno y cada una. El Respeto es lo único pienso que no agrede a nadie, porque parte de uno mismo! :)

    Un beso :)

    ResponderEliminar
  3. La de Lille Skensved, pues sí, ese es el asunto, que si le dices algo encima eres tú la borde...

    ResponderEliminar
  4. Sí, Inma, los bi no sé si somos los más discriminados del mundo, pero los más invisibles desde luego que sí. Por eso yo me esfuerzo en sacarnos un poco del armario.

    ResponderEliminar
  5. Probé el gaydar y también obtuve un 60%, cosa que no sé si es útil o no, dado que soy heterosexual. Lo que sí que sirve es para rescatar el antiguo "las apariencias engañan".

    Pero además, y a pesar de los avances educativos que están demoliendo los tabúes sobre la sexualidad de cada uno, creo que hay un regusto de precaución y de mimetismo por parte de muchas personas homosexuales dirigido a ocultar su naturaleza sexual para vivir más tranquilas.

    Bsos

    ResponderEliminar
  6. Markos, tienes razón en que existe una cultura gay en la que se crean unos determinados tipos. Pero eso no excluye que haya muchas personas LGBT que no siguen esos modelos.

    ResponderEliminar

Si tienes problemas para dejar tu comentario, vuelve a pulsar en "Publicar". Casi siempre con insistir un par de veces funciona. Si no también puedes enviármelo a mi email en lilleskvat(a)gmail.com