27 agosto 2009

Brokeback Mountain visto con gafas bisexuales


Ayer vi por segunda vez Brokeback Mountain, excelente película de un director todavía más excelente que he seguido y admirado durante muchos años, Ang Lee.

Cuando la vi la primera vez, ya sabía que trataba sobre una historia de dos vaqueros americanos homosexuales. O eso fue lo que había leído en todas partes. Con esa visión me acerqué a la película y con esas "gafas" vi la historia. Dos jóvenes vaqueros que se creen heterosexuales pero en la soledad en lo alto de una montaña descubren y exploran su interés sexual en el otro. Y después la historia de su relación durante muchos años, donde no se atreven a vivir juntos ni a hacer públicos sus sentimientos, pero se aman con intensidad y no pueden dejar de buscarse aunque cada uno por fuera ha creado otra vida como la sociedad lo espera. Es decir, dos hombres homosexuales en el armario que intentan de forma frustrada vivir una vida heterosexual sin conseguirlo del todo.

Pues bien, me resulta de los más sorprendente que no viera el error en esa interpretación cuando yo misma por entonces ya hacía muchos años que me definía como bisexual.

Ayer, antes de ver la peli otra vez algo hizo clic en mi cabeza y de repente cobró todo un nuevo sentido. Los dos hombres se creen heterosexuales pero en realidad son bisexuales. Lo descubren al enamorarse entre ellos, pero son incapaces de aceptarlo al principio. Por eso, deciden seguir su vida de forma más aceptable para la sociedad y ambos buscan parejas del sexo opuesto, tienen hijos y una vida en apariencia heterosexual. Pero por supuesto siguen siendo bisexuales. Uno, Jack Twist, parece acabar aceptándolo y queriendo vivir su vida con la persona que más ama. El otro, Ennis del Mar, tiene demasiado miedo y demasiados prejuicios y jamás accede a tener una relación abierta con Jack. El caso es que en ningún momento ninguno de los dos dice no sentir interés por las mujeres. Al contrario. En la peli se ve que están genuinamente interesados. Lo que pasa es que la persona a la que más aman es en su caso a un hombre y por eso sus relaciones con las demás personas no son igual de satisfactorias, porque preferirían, como cualquiera, estar con la persona por la que su corazón late más fuerte. Esa otra persona podría haber sido una mujer. Pero es un hombre. Ya sé que ese es el motivo para que no estén juntos. Pero existen innumerables historias en las que el motivo no es el género, sino otras circunstancias. Y es que además, y para reforzar mi argumento, no había ningún motivo para que se casaran y tuvieran relaciones con mujeres en esa época. Un hombre podría perfectamente seguir soltero toda su vida. Pero ellos eligen casarse y tener relaciones con mujeres.

Pensando en esto me he ido a buscar en Internet y me encuentro con que en la comunidad LGBT muchos se quejan diciendo que los personajes no son bisexuales sino homosexuales y que intentar venderlos como bisexuales es solo un truco para vender más entradas de cine para que los heterosexuales también vean la película. Me parece sinceramente un comentario bífobo y tan cuadriculado como otros que se pueden leer de heterosexuales que critican la película.

Por último, y para reforzar mi explicación una vez más, no olvidemos que Ang Lee ha hecho otra película, The Wedding Banquet, en la que se habla un poco del caso contrario: dos hombres homosexuales que tienen una relación estable hasta que se mezcla una mujer. Uno de ellos, por supuesto, también es bisexual.

votar





10 comentarios:

  1. Si vi en la tele los primeros 5 minutos luego tocó hacer otra cosa. He oído que es muy buena y segun tu post parece que realmente vale la pena verla. Me la guardo para otra ocasión.
    Un saludo Lille :)

    ResponderEliminar
  2. Pues a mi me aburrió muuuuucho, aunque no te puedes fiar de mi, lo mio son los tiros, las patadas etc jejeje mi peli favorita es el padrino.

    Un saludo lille.

    ResponderEliminar
  3. Pues yo no la he visto todavía, un día estuve a punto de verla porque me llamaba la atención pero hubo alguien que sugirio otra peli, eramos 6 personas en el salón y solo 2 queriamos verla, así que nos ganaron por mayoría :o(
    En algún momento la verá tranquilamente y podré opinar.

    Saluditos Lille.

    ResponderEliminar
  4. La de Lille Skensved27/8/09 20:25

    Pudiera ser. Y viéndolo así, se podría aplicar a "Adiós a mi concubina", creo.

    ResponderEliminar
  5. No he visto esta pelicula,la tengo gravada y no la he llegado a ver como tantas otras. No puedo darte una opinión clara al respecto.
    Por la explicación que das las ideas de tu forma de verla es bastante clara. No se si la veré para sacar una conclusión exacta, pero me han hablado muy bien de la peli. Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Chaulafanita, desde luego que merece la pena. La próxima vez a ver si puedes verla :-)

    ResponderEliminar
  7. Johnny, creo que si te gustan las pelis de acción esta desde luego no es la tuya, no. El Padrino a mí también me encanta, no te creas.

    ResponderEliminar
  8. Azul Cielo, es lo que tiene ver pelis en grupo. Hay que ver lo que dice la mayoría.

    ResponderEliminar
  9. La de Lille Skensved, viéndolo así se puede aplicar a tantas pelis. Por cierto que Adiós a mi concubina es una de mis favoritas sin duda. ¿A quién consideras bisexual en esa peli? Uno de los dos, el masculino, supongo. El que hace los papeles de mujer más bien es un poco transexual... por obligación casi, pero transexual más que homosexual.

    ResponderEliminar
  10. Anita, veo que entre todos los que me seguís nadie ha visto la peli. Qué extraño. Aquí era una peli muy sonada.

    ResponderEliminar

Si tienes problemas para dejar tu comentario, vuelve a pulsar en "Publicar". Casi siempre con insistir un par de veces funciona. Si no también puedes enviármelo a mi email en lilleskvat(a)gmail.com