05 diciembre 2011

Los bisexuales activos en asociaciones LGBT+

No sé si esto es una casualidad o es solo la tendencia que se da dentro de los ambientes LGBT+ de Dinamarca en los que me muevo, pero parece que las personas que se identifican como bisexuales dentro de las asociaciones LGBT+ por lo general tienen más interés en lo que identifican como su género que en los otros y es precisamente por eso por lo que han llegado hasta las asociaciones. O bien tenían una identidad homosexual antes, o bien tienen una relación que es vista como homosexual por la sociedad, o bien casi nunca se interesan por personas que no sean de su género aunque tienen un pasado como heterosexual tal vez con hijos. Lo que casi nunca hay son personas que tengan una relación estable con una persona de otro género y que vivan en apariencia una vida heterosexual. Vamos, un poco como yo si se me ve desde fuera en un día o época en que voy con aspecto menos genderqueer por la calle y acompañada de K.

Aunque entiendo que la mayoría de la gente que va a estas asociaciones es porque siente una necesidad presente y urgente de que sus derechos sean reconocidos, porque sus relaciones e identidades visibles son las que los hacen más vulnerables, en realidad me parece una pena que el gran grueso de la población bisexual se mantenga oculto e inactivo, escondido detrás de esa apariencia de normalidad que sus vidas les permiten.  

De hecho, esto tiene dos consecuencias claras:

  1. La política que la mayoría de los bisexuales activos en las asociaciones hacen es homosexual y no bisexual, porque es ese en realidad el motivo que les ha llevado hasta el movimiento LGBT+ y son esas las luchas que identifican como propias. Además, en la mayoría de los casos ni siquiera saben lo que es política bisexual ni en qué se diferencia de la política monosexual. Y eso contribuye a que los bisexuales sean invisibles dentro del movimiento LGBT+.
  2. Los bisexuales con una política bisexual diferenciada no son apoyados ni por la mayoría de los bisexuales dentro del movimiento LGBT+ ni por la mayoría de los bisexuales fuera del movimiento y las asociaciones LGBT+.
Para mí los que están dentro de nuestras asociaciones, por lo general ni con información son capaces de cambiar su visión. Al revés. A menudo siento que por mucho que hablen de su identidad diferente a la homosexual, llegada la hora por lo general toman partido por el bando equivocado y de hecho son feroces opositores a los bisexuales activos que no defienden esa política "bi" = monosexual de "tenéis que aceptarme porque soy como vosotros". Por eso, he llegado a un punto en el que lo que me pregunto es cómo se puede atraer a nuestra lucha a todo el gran colectivo de bisexuales que viven completamente ajenos a ella, porque tal vez ellos y ellas lleguen con un discurso diferente.

votar





1 comentario:

  1. Anónimo6/12/11 0:59

    En realidad no todos y todas somos iguales el ser bi no sigmifica que no conoscas tu sexualidad si no el identificarte en lo que tu quieres como persona y sentimientos

    ResponderEliminar

Si tienes problemas para dejar tu comentario, vuelve a pulsar en "Publicar". Casi siempre con insistir un par de veces funciona. Si no también puedes enviármelo a mi email en lilleskvat(a)gmail.com