05 marzo 2009

Incomunicación


Otra vez lo mismo: hablando con la pared. Tú explicas algo y el que escucha te mira y no te ve. Sigue en su mundillo, con las mismas obsesiones, exactamente la misma forma de dirigirse a ti, y dejándote con el mismísimo sentimiento: ¿y por qué diablos estoy yo haciendo esto? ¿para qué perder más el tiempo?

¿Cuándo aprenderé? Hablar con el que no tiene oídos no sirve para nada. Hablar con el que se ha puesto tapones en los oídos lo único que hace es irritarle por tener que soportar el sonido, pero no te va a escuchar y menos a entender. Sencillamente no le interesa. Es una pérdida de tiempo. Y malgastar mi tiempo para mí es algo muy preocupante. 

Parece que solo hay que tener "buen rollito" y estar de acuerdo en todo para que los demás te escuchen y te hagan parte de su vida y de su grupo. Si no estás de acuerdo, si demuestras tu individualidad de algún modo, si dices lo que piensas, si tienes sentimientos que son diferentes a los esperados o deseados de repente te conviertes en un paria, en un apestado. Entonces las conversaciones se transforman en laaaaaaaaaargos "diálogos", en los que el otro se siente sin libertad para decir lo que quiere porque tú te has atrevido a estar en desacuerdo o mostrar un poco tu opinión. El otro no entiende y por eso se siente incomprendido. Y tú te pierdes en tu ostracismo. Y la comunicación es nula. 

La única forma de recuperar la comunicación es decir que "todo está guay" , sonreír y hacer como que no ha tenido importancia ese minuto en el que te atreviste a mostrar tu opinión. Decir que fue una locura y volver a hacer como esos grupos en los que todos están de acuerdo, todos beben la misma bebida, todos se piden pizza aunque están en un restaurante italiano con muchos otros platos, todos escuchan la misma música y todos visten con las mismas botas altas y los mismos pantalones de moda. Grupos en los que en lugar de individuos lo que hay son clones.

Superficialidad e incomunicación. Es lo que uno obtiene si no es como los demás e intenta acercarse a ellos. ¿Pero merece la pena de verdad tener eso para no ser un paria? Yo prefiero tener pocos pero muy buenos amigos. Gente que de verdad quiere hablar conmigo y que no tenga que medir sus palabras ni obligarme a mí a callarme cuando no piense igual a ellos.

votar





9 comentarios:

  1. Anónimo5/3/09 19:28

    Totalmente de acuerdo contigo. Ahora mismo estoy de Erasmus en Copenhague y me encuentro un poco "desplazado" simplemente por no seguir a la marabunta. Me ven como el raro que quiere aprender danés y que prefiere viajar dentro de Dinamarca antes que pegarse un superviaje a Londres, París o cualquier ciudad lejos de aquí.

    ResponderEliminar
  2. Sí, a veces eso de ser un poco diferente e interesarse por algo más que fiestas cuando se es Erasmus no es muy bienvenido. ¡Ánimo!

    ResponderEliminar
  3. Varias veces me he preguntado eso mismo, pero como practico budismo, el apego no es uno de mis problemas y tampoco la culpa, así que pego la vuelta y no digo ni adiós!!!jeje.Tampoco ya conservo ese viejo sentimiento, acerca de sentirse fuera de lugar por pensar o sentir diferente, la manada no me interesa.
    En mi país somos discutidores, es decir disentir no es un pecado pero ACÁ!! uf creo que a la mayoría de la gente, les hicieron una lobotomia apenas bajaron del avión y a los nativos, apenas nacieron. Desde que llegue me he preguntado por que nadie cuestiona nada o discute en este país, sera una característica cultural?.
    Por otra parte, si la gente es superficial o persona promedio, pues no hay que "pedirle peras al olmo" o sea como explicartelo, hay personas que corren los 100 mts planos mentales otras que no...o sea como veras "integration" no es ni sera lo mio, dios buda y/o mahoma no lo permitan jajaja

    ResponderEliminar
  4. Anónimo8/3/09 12:49

    Hola!
    Yo pagué ese "pecado" con el ostracismo en mi año de Erasmus, pero conocí a una gente estupenda con la que sigo teniendo relación... Creo que hay que mantener la individualidad, pero luego aportando al colectivo lo que aprendes por tu cuenta. Pero las españolas no me lo perdonaron. Que las den!!!

    Lo malo es si te ocurre con tu pareja y no puedes solucionarlo! Yo no sé si me cargué mi relación por tener una personalidad que retraía la de mi ex-novia... Quizá el problema estuviera en ella?

    ResponderEliminar
  5. María Inés, creo que tienes razón en que aquí no se discute tanto como en nuestros países. Pero creo que en realidad no es porque no lo piensen o porque no se lo cuestionen sino porque esta cultura se tiene más miedo al mostrar el desacuerdo y eso les hace tragar con cosas que no deberían. Por otra parte, creo que son mejores para dialogar sobre una idea de forma teórica sin sentirse agredidos personalmente que los españoles. En España a la mayoría le resulta imposible diferenciar entre la idea que están defendiendo y su persona y se ponen a discutir enfadados porque no están de acuerdo con algo que se ha dicho.

    Anónimo, si tu personalidad "retraía la de tu ex-novia" creo que es mejor para ti que "te cargaras tu relación" :-)

    ResponderEliminar
  6. Anónimo8/3/09 16:17

    Mi pequeña experiencia me dice que españoles y daneses ( y otros muchos mas pueblos) nos tocamos a los extremos. Nosotros descalificamos y contradecimos al interlocutor por sistema,sin razonar muchas veces. Ellos ( los daneses) analizan un buen rato las objeciones y exponen su razonamiento. Si teneis razón en que tienen "pavor" en mostrarse singulares. Jante Love? Se llama así la regla de no destacar nunca?. Obvio, eso es algo educacional. También, contradictoriamente, he visto en bares de barrio a los "locales" berreando y discutiendo sobre mil cosas superfluas; pero claro, todo esto tras varias cervezas.. Dentro de España y, siempre en general, siempre me ha sorprendido la ductilidad y sosiego visto entre las gentes de Cataluña. Ellos tienden a escucharte, guardar sus minutos de reflexión y contestar. Eso lo envidio, sientes que realmente estás conversando.
    Saludos. Car

    ResponderEliminar
  7. Anónimo9/3/09 16:57

    Pues yo, por llevar un poco la contraria, tengo que decir que por no seguir al rebano a veces nos vamos al extremo, es decir, discutimos por discutir, tenemos opinión sobre casi todo!! Cómo se puede tener opinión sobre todo!!?? Eso es algo que yo non entiendo. Joder, a veces simplemente no tengo ni p. idea. Creo que por intentar alimentar nuestra propia identidad frente al grupo, a veces nos pasamos.

    Esto era sólo por llevar un poco la contraria. Saludos!!

    Da.

    ResponderEliminar
  8. Car, eso de janteloven sí que no. Aquí janteloven no existe más que para indoctrinar a los inmigrantes. En lo demás que comentas puedo estar de acuerdo, pero eso de janteloven es propaganda nacionalista danesa.

    Da, muy bueno tu comentario, jugando con lo del llevar la contraria :-)

    ResponderEliminar
  9. Una cosa por cierto muy curiosa sobre esta entrada. Cuando la escribí lo hice después de hablar con una española que vive en España. No tenía nada que ver con las diferencias culturales entre daneses y españoles... pero veo que muchos de vosotros al leerla lo habéis entendido así :-D

    ResponderEliminar

Si tienes problemas para dejar tu comentario, vuelve a pulsar en "Publicar". Casi siempre con insistir un par de veces funciona. Si no también puedes enviármelo a mi email en lilleskvat(a)gmail.com