10 noviembre 2010

Ejemplos de variedades biológicas de intersexualidad

Para los que todavía no entendéis bien lo que expliqué en la entrada de antes de ayer sobre las innumerables combinaciones biológicas que crean miles de géneros entre los extremos que constituyen los estándares de hombre y mujer, voy a poner unos cuantos ejemplos sencillos de cada uno de los elementos biológicos que juegan un papel en la configuración del género y que por tanto crean las variantes de género que se engloban dentro de la intersexualidad. Los elementos son: cromosomas, gónadas, hormonas, órganos genitales, aparatos reproductores internos, caracteres sexuales secundarios y estructuras cerebrales

Como sabéis un hombre tiene los cromosomas XY y una mujer XX. El caso es que no todos los humanos tienen esos cromosomas. Por ejemplo existen personas con solo un cromosoma X. O personas con tres o más cromosomas, como XXY, XYY, XXYY, XXXY. De hecho también existen personas que en diferentes células de sus cuerpos tienen distintas combinaciones.

Los testículos son las gónadas del hombre y los ovarios las gónadas de la mujer. El asunto es que no todos los hombres nacen con testículos, ni todas las mujeres con ovarios. Algunas personas no tienen gónadas. Otras personas tienen ambos tipos. Otras personas tienen cromosomas de hombre y gónadas de mujer o viceversa. U órganos genitales externos de mujer y gónadas de hombre o al contrario. O todavía más  sorprendente, existen personas cuyas gónadas producen gametos de ambos tipos, es decir, espermatozoides y óvulos.

Hormonalmente los hombres producen andrógenos y las mujeres estrógenos. Ambos son grupos de hormonas y se dan en combinaciones muy diversas en los distintos humanos. Además los andrógenos también existen en el cuerpo femenino y los estrógenos en el cuerpo masculino.

Genitalmente se entiende que a grandes rasgos un hombre tiene escroto y pene y una mujer clítoris y vagina. La realidad no es tan sencilla. De los bebés nacidos, uno de cada mil a dos mil tiene unos órganos genitales que no se pueden reconocer ni como un pene ni como una vagina. Muchísimas personas que nacen con genitales de apariencia normal ven como estos se transforman al llegar a la pubertad. Existen clítoris de tamaños mayores que algunos penes. Existen clítoris que tiene uretra. También uretras que no terminan en el pene sino en el perineo.  Existen personas que tienen una vagina y un pene.

En cuanto a los aparatos reproductores internos, se entiende que las mujeres poseen útero y trompas de falopio, y los hombres poseen próstata y vesículas seminales. Por supuesto, esto no siempre es así. Una persona con pene y escroto puede tener un útero. Una persona con vagina puede tener próstata. De hecho sin que sea aparente en el exterior se puede por ejemplo tener útero y testículos, o vesículas seminales y ovarios.

Los caracteres sexuales secundarios son muchos y por tanto las combinaciones no estándares son enormes. Una persona con cromosomas de mujer puede tener barba, voz grave, nuez, pecho peludo y plano, hombros anchos, caderas estrechas, huesos densos y pesados, etc. Un persona con genitales masculinos puede tener voz aguda, producir leche, una capa de grasa subcutánea repartida de forma tradicionalmente femenina, etc.

En cuanto la estructura cerebral, se sabe que existen diferencias entre el cerebro de hombre y el de mujer, pero estas diferencias a menudo no se corresponden con el género que uno identifica según el aspecto corporal de la persona o con los cromosomas.

Como podéis ver, es absurdo hablar de una división de géneros binaria cuando las posibilidades son tantísimas. Todas esas variedades que no siguen de forma estricta la definición estándar de lo que es un hombre o una mujer pueden ser consideradas intersexuales y por tanto géneros biológicos diferentes. 

votar





3 comentarios:

  1. Es muy importante que las intervenciones que se hagan a un intersexual al nacer sean con la finalidad de mantener su vida, de garantizar la funcionalidad del aparato genitourinario del bebé y en garantizar la calidad de vida futura del bebé y MUY IMPORTANTE dejar las intervenciones innecesarias y de tipo cosmético a la elección del bebé cuando se convierta en una persona adulta.

    ResponderEliminar
  2. ¿Sabes que ese tipo de personas que has nombrado con deficiencia o exceso de cromosomas suelen tener bastante problemas más allá de considerarse hombre o mujer?

    El Síndrome de Turner hace que las mujeres que lo padecen tengan cierto retraso mental (en casos grave), son totalmente estériles y la ausencia del segundo cromosoma X les hace tener tendencia al retraso en el desarrollo corporal, de los caracteres sexuales y a la obesidad o la diabetes entre otras enfermedades.

    El síndrome XYY, al que muchos llaman superhombre, no tiene nada de súper. Pueden ser algo más altos que sus hermanos o iguales, pero también acarrean consigo problemas indeseados, como retraso del aprendizaje, cociente intelectual por debajo de lo normal (igual que en el Turner o el Klinefelter) aunque en este caso el desarrollo sexual suele ser normal.

    Cabe señalar también la bajísima frecuencia con que se dan estos casos de anomalías genéticas.

    Por tanto, lo que quiero decir con esto (y aquí es donde va mi opinión personal, al margen de datos), es que estas personas no son algo intermedio entre lo que ahora se establece como dicotomía entre hombres y mujeres, sino que pertenecen a uno de los dos sexos y sufren las consecuencias de dichas anomalías genéticas. No son un sexo nuevo, son el resultado de una carencia o exceso de cromosomas, de un FALLO (recordémoslo) a la hora de recibir la dotación genética desencadenado a su vez por otros fallos en el momento de la división celular y del material genético.

    Otro tema aparte es lo que una persona siente y lo que una persona cree que es. Si tu pensamiento y tu percepción de ti mismo no concuerda con tus características anatómicas, no veo el problema en aceptar que "naciste en el cuerpo equivocado". Pero en tu genética no hay ningún problema. Biológicamente eres hombre o mujer, macho o hembra para ser más exactos, pero tu identidad es la equivocada y veo totalmente natural que estas personas rechacen su cuerpo, por no ser el que les corresponde.

    Pero querer jugar a la ambigüedad y querer acogerse a deficiencias genéticas, hormonales o anatómicas para dar más credibilidad a la transexualidad... Pues como que no lo veo, la verdad. ¿Intersexualidad? ¿Ni hombre ni mujer? Pfff... Más razones y explicaciones necesitaría para empezar a creérmelo...

    ResponderEliminar
  3. Anónimo6/4/11 18:59

    bueno, una esplicacion para la intersexualidad, no hay, pero si decirte que los generos y los roles de identidad son creados a lo largo de la historia como forma de poder. el dualismo y la heteronormalidad son patrones de conducta patriarcal y con el fin de mantener el orden y la estabilidad, sometiendo asi a unos bajos los poderes de los otros

    saludos

    ResponderEliminar

Si tienes problemas para dejar tu comentario, vuelve a pulsar en "Publicar". Casi siempre con insistir un par de veces funciona. Si no también puedes enviármelo a mi email en lilleskvat(a)gmail.com