04 enero 2011

Falso interés

Conozco a una chica en una página de contactos y nos escribimos durante un mes y medio de forma constante y muy intensa. Parece que todo va bien. Me gusta el contacto que tenemos. Ella repite una y mil veces que le gusto y cuanto interés tiene en mí. De hecho, parece que empieza a imaginarse algo entre nosotras. Yo voy explicándole cómo me siento y lo que espero o no espero. Empieza a pedirme que le diga una y mil veces cuánto me gusta y que muestre mi interés. Y yo sinceramente no entiendo esa insistencia. Si escribo tanto es porque tengo interés. Las cosas que digo son sinceras. Nunca escribo nada que no creo, así que cuando digo algo es porque lo pienso. Pero ella no está conforme. Quiere más pruebas de mi pasión. Quiere más pasión que la que siento.

Un día me escribe cabreada por mi supuesta falta de pasión y yo le explico lo que pienso sobre el tema. De repente deja de escribirme durante unos días. Cuando lo hace nuevamente es para decirme que se acabó el contacto con un si te he visto no me acuerdo. Y yo sinceramente no entiendo ese tipo de comportamiento. Si tanto le interesaba, ¿cómo puedo de repente porque no le dé exactamente  lo que ella quiere dejar de interesarle en absoluto? ¿Ni siquiera para seguir escribíéndonos? ¿Para ser amigas? ¿Para llegar a conocernos en persona? ¿Tanto supuesto interés y luego en dos días se transforma en nada? No me lo creo. ¿Y dice que se transforma en nada porque yo no tengo interés? Venga ya. Sin duda tenía yo más interés que ella. Lo que no tenía era la boca tan llena de cosas que no son. Por ahí dicen eso de dime de qué presumes y te diré de qué careces. Normalmente no creo que eso sea cierto, pero por una vez voy a hacer una excepción y pensar que en este caso era así. A mí desde luego si alguien me interesa tanto como ella decía, no dejo de hablarle en dos días porque no quiera decirme por enésima vez que está completamente loco por mí. El falso interés sí que no despierta interés en mí. Una decepción.

votar





3 comentarios:

  1. Anónimo4/1/11 10:35

    De eso hay mucho. Por lo visto, mucha gente opina que con palabras o algún gesto grandilocuente ya demuestras el cariño que sientes por alguien, aunque el resto del tiempo no prestes la menor atención a esa persona. Yo concuerdo contigo, no tengo las palabras en la boca todo el tiempo, sólo son palabras, deben ir acompañadas de algo más.

    ResponderEliminar
  2. Te diré que la afirmación popular de "dime de qué presumes... ", es de lo más veraz que he comprobado a lo largo de mi vida. Claro, tiene que ser que alguien presuma de forma reiterada. Por ej., cuando alguien insiste una y otra vez: -yo nunca miento-. ¡Zas! ¡Mentiroso compulsivo! No falla. Es lógico. Cuando sientes algo de forma natural y franca, no tienes necesidad de publicitarlo continuamente, precisamente porque es auténtico y lo tienes interiorizado. Así que, mira, no te hagas mala sangre, que esa chica no se lo merece. No ha sido auténtica. Como decía mi abuela: -obras son amores y no buenas razones.-

    Por cierto, llevo un buen rato leyendo tus entradas y me encanta lo que dices y cómo lo dices. Me siento muy próxima a tu pensamiento. Sin duda, volveré.

    Te deseo un feliz 2011. Un beso.

    X

    ResponderEliminar
  3. En la la red como en la vida, hay personas que:

    -Fingen emociones y deseos de los que carecen.

    -Buscan incansablemente gente de la que poder abusar.

    -Son amables hasta que consiguen enganchar a su victima y si no pueden; intimidan o desaparecen.

    Se llaman psicópatas.

    Afortunadamente eres una mujer inteligente y no te has dejado manipular. Enhorabuena.

    Sigo tus opiniones con interés desde hace tiempo.

    Felicidades por el blog.

    Suerte en el Año Nuevo, y un saludo cordial desde Madrid.

    ResponderEliminar

Si tienes problemas para dejar tu comentario, vuelve a pulsar en "Publicar". Casi siempre con insistir un par de veces funciona. Si no también puedes enviármelo a mi email en lilleskvat(a)gmail.com