25 enero 2011

Tu acento me pone de mala leche

Hace unos días quedé con una chica por primera vez. Nos habíamos estado escribiendo durante meses en una página de contactos. Ella, en el principio de la veintena, se define como queer de extrema izquierda, muy política y muy interesada en los derechos humanos y en el respeto a los demás y la corrección política al hablar. Sabía por supuesto que yo no soy danesa y le había dicho que tengo acento al hablar el idioma.

Pues bien, cuando quedamos la cosa no fue mal pero tampoco fluyó como cabría esperar. Nos resultaba un poco difícil mantener vivas las conversaciones y parecía que ella estaba en una actitud muy defensiva, cosa que a mí me sorprendía porque por email no solía ser así.

Al día siguiente me llega un email en el que me escribe disculpándose porque cree haberse comportado de forma poco correcta. ¿El motivo? Mi acento. Me escribe literalmente que mi acento le pone de mala leche. Y añade que ya sabe que está fatal y que el problema es suyo, como lo es de la mayoría de los daneses, que no son capaces de aceptar que su idioma se hable de forma un poco diferente. 

El caso es que es la primera vez que alguien me lo dice de forma tan clara, pero desde luego no es la primera vez que lo vivo. Aquí tener acento es un problema mayor que lo es en muchos otros lugares que he estado. Pero por lo general la gente no te va a decir directamente que es algo que no aceptan. Lo piensan y te tratan de forma diferente, negativa, pero no te dicen el motivo y tú nunca sabes con seguridad si es por eso o por cualquier otra cosa.

Esta vez sin embargo me he encontrado a una muchacha sincera que me dice las cosas como son, que analiza su comportamiento y que se disculpa si ve que se ha dejado llevar por sus prejuicios. Y eso me deja con una sensación extraña. Agradezco la sinceridad y me gusta que sea capaz de ver el problema en ella e intentar cambiarlo. Pero por otra parte me parece que si tiene esa forma de reaccionar a mi acento, es demasiado monocultural para poder tener una amistad cercana conmigo. Siempre habrá cosas que hagan que reaccione con desagrado porque no son como ella cree que deben ser.

Un par de días después la chica me escribe ofreciéndome su ayuda para corregir un texto que ha visto y que cree que yo he escrito. Lo curioso es que ese texto está escrito por un nativo danés y ya lo han corregido varios nativos daneses. Pero claro, aunque no haya errores, ella ahora que me ha escuchado sigue creyendo que determinadas cosas no las escribiría nunca un danés. ¡Aunque ese sea precisamente el caso! Prejuicios lingüísticos...

votar





11 comentarios:

  1. Ayyy el problema de Dk es que tiene demasiados daneses. Si no te has dado cuenta, los daneses tienen una elevada imagen de si mismos que no esta de acuerdo con la realidad, por otra parte creen siempre que están en lo correcto y buscaran y buscaran para demostrar que estan en lo correcto y tu equivocada. Si encuentran que están equivocados jamas te lo diran, es la muerte para ellos decirte "precisamente a ti" que estaban equivocados.
    La chica claro se disculpa que le moleste "que tu hables con acento" o sea para ella NO CORRECTAMENTE, y se disculpa por que no tolera tu imperfección, plus dada tu imperfección obvio tu texto esta mal!!!! y tu aceptaste esa disculpa? je...<Maria Ines

    ResponderEliminar
  2. Cirulilla25/1/11 17:32

    Hola lille skvat. La verdad es que te creo. Y digo esto pese a que yo, siendo española, y teniendo pinta de española (aunque ellos se empeñen en definirme como italiana o francesa), nunca había reflexionado sobre la cuestión del acento. Quizás porque no tengo demasiado. Saben que no soy nativa pero no lo identifican, debe ser algo así como cuando uno habla un inglés ‘neutro’, extranjero en cualquier caso pero inidentificable. Quizás por eso, pese al aspecto, nunca me he sentido negativamente marginalizada. Que hayan por ejemplo lanzado pequeñas puyas a sabiendas de que yo no podía seguirles no lo considero marginalización negativa, al menos. Y ahí concluye toda mi experiencia marginalizatoria. El porcentaje de 'acogida/aceptación' respecto a 'discriminación' es del 99% frente al 1%. Por eso no tengo razones válidas para suponer que cualquier respuesta 'airada' (que ha habido pocas) esté necesariamente vinculadas a mi calidad de extranjera.
    Leyendo tu entrada me he puesto a pensar en mis años de facultad, cuando estaba repleta de americanos que nos taladraban los oídos con su versión fonética del español. Tuve una relación con una americana (aclaro, una relación de estudios) y aunque me encantaba estar y trabajar con esta chica esa ‘desfiguración’ fonética de mi idioma, acabo de darme cuenta, influía sobre mi percepción, y no para bien, precisamente. Nunca se lo hice saber porque me daba vergüenza reconocer algo así, pero era como uno de esos botoncitos que todos tenemos (y todos diferentes) que cuando te los tocan no puedes evitar dar un respingo. Deseaba que se esforzara más, quizás porque deseaba poder identificarme mejor con ella, porque estaba realmente interesada en la relación.
    Yo también valoraría la sinceridad de esa amiga, creo que lo único que demuestra es que realmente desea profundizar su relación contigo y que lucha contra sus propios 'botoncitos'.

    ResponderEliminar
  3. bueno al no vivir aun en dinamarca y al saber tan poco de danes, por no decir nada, comentarte que mi pareja a comenzado a enseñarme el idioma,algunas expresiones y frases basicas para cuando viaje en abril, y me comenta que me esfuerzo mucho en pronunciar con corrección, el me comenta que los extranjeros de su ciudad hablan con acento, pero no lo hace con desagrado, de todos modos le preguntare con sinceridad y a ver que me contesta.

    ResponderEliminar
  4. Si contestaras algún comentario sería la hostia.

    ResponderEliminar
  5. anonimo seria la ostia, porque al parecer tiene una vision de dinamarca muy sesgada, que difiere mucho de la realidad que viven otros estrajeros en dinamarca y los propios daneses.

    ResponderEliminar
  6. Hombre, yo lo digo porque la gente se molesta en comentar y tal, y eso aporta mucho dinamismo al blog, y entiendo que es su blog y puede hacer lo que quiera (faltaría más xD) pero es de agradecer cuando te responden, y más cuando son cosas interesantes sobre las que se puede discutir :)

    ResponderEliminar
  7. Anónimo1/2/11 13:03

    @Damajessica supongo que querías decir "extranjeros".

    ResponderEliminar
  8. María Inés, acepté la disculpa, claro, pero también como digo me deja un poco fría esa actitud...

    ResponderEliminar
  9. Cirulilla, muy interesante tu comentario y lo que explicas de tus años de facultad. Supongo que eso mismo lo que le pasa a esta chica danesa.

    ResponderEliminar
  10. Damajessica, yo creo que hay gente que siente atracción por los acentos y otra que siente rechazo. Seguramente tu novio siente atracción por tu tipo de acento porque lo asocia a ti. Otra cosa es si escucha el acento de un árabe en Nørrebro... Muchos daneses sienten verdadero rechazo por ese tipo de danés.

    En cuanto a mi visión sesgada, no sé muy bien con quién me comparas, pero sin duda siempre es posible encontrar opiniones diferentes. Yo sin embargo aquí encuentro muchas muy similares a la mía. Solo tienes que leer el comentario de María Inés, mucho más extremo que lo que yo digo, y ella también vive aquí desde hace años.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo, contesto a los comentarios, pero solo de vez en cuando, porque no tengo todo el tiempo que quisiera para ello. Pero leo todo y publico todo, y luego contesto de una sentada cientos de comentarios.

    Por otra parte he vivido muchas veces comentar inmediatamente y no recibir ninguna respuesta...

    Pero me disculpo si crees que tardo demasiado en reaccionar. Intentaré mejorarlo.

    ResponderEliminar

Si tienes problemas para dejar tu comentario, vuelve a pulsar en "Publicar". Casi siempre con insistir un par de veces funciona. Si no también puedes enviármelo a mi email en lilleskvat(a)gmail.com