19 septiembre 2008

Trabajo para los inmigrantes... ¡pero qué trabajo!


Pasábamos por la plaza del ayuntamiento hoy cuando hemos visto que tenían unos stands con alguna actividad que parecía que tenía algo que ver con los de mi estilo, los inmigrantes... Así que allí que nos hemos acercado. Y he tardado aproximadamente 10 segundos en salir otra vez con la sangre hirviendo por el habitual cabreo que me producen las cosas así.

Aparentemente se trataba de una especie de feria, organizada por la Comisión de Empleo e Integración (Beskæftigelses- og Integrationsforvaltningen) del Municipio de Copenhague (Københavns Kommune), llamada Fremtidstræf (o Encuentro de Futuro). Por lo visto forma parte de una campaña que se llama Vi KBH'R' (Nosotros los de Copenhague). Su objetivo, cómo no, la integración de los extranjeros en la ciudad, disfrazada de un intento de hacer de Copenhague un lugar multicultural. Y os puedo asegurar que ya empieza mal, porque la feria de hoy, como decía, me ha mosqueado en cuanto que he entrado. Y supongo que no seré la única que se siente así.

Este Fremtidstræf (que duraba solo 4 horas un viernes a mediodía, 12-16, para que no le dé tiempo a mucha gente a enterarse y menos a visitarlo) tiene el objetivo declarado de ayudar a los jóvenes de Copenhague, especialmente aquellos que no tienen aspecto de daneses, a encontrar un futuro a través de un trabajo y también una educación proporcionada por determinadas empresas e instituciones no universitarias. Problemas con eso no tengo ninguno. Sin embargo los problemas me llegan cuando veo la oferta de empresas y "educaciones" disponibles cuando entras: personal de limpieza, asistente de cocina, lavaplatos, camarero, carnicero, cuidador de ancianos, funcionario de prisiones, policía o militar. ¡Tachán! Y todo puesto con cartelitos de "Accede al trabajo de tus sueños". Claro, que nosotros los extranjeros solo soñamos con limpiar la baba de vuestros ancianos, lavar vuestros platos, barrer vuestros suelos, limpiar la mierda de vuestros retretes, servir vuestras mesas, tratar con vuestros criminales o, todavía mejor, morir por vuestra patria. ¡MUY BONITO! ¡¿No será más bien el trabajo de vuestros sueños para nosotros!?

Y ya para recolmo en la parte de fuera un stand para registrarse en el que te daban un folletito sobre como denunciar al ayuntamiento los casos en los que te sientes discriminado. ¡Y qué tal si empezamos por vuestra campaña y vuestra feria!

Lo más triste de todo es que Dinamarca, con sus leyes super especiales pro xenofobia desde que Venstre está en el poder apoyada por Dansk Folkeparti, solo permite la entrada de extranjeros cualificados. Aquí en Dinamarca los extranjeros que vienen, incluidos los refugiados (y ya tiene vergüenza el asunto considerando que se supone que son personas que necesitan ayuda huyendo de unas determinadas circunstancias), tienen que tener una educación de algo que el país necesite: médicos, ingenieros, informáticos, etc. O sea, que o bien esperan que esos extranjeros con educación superior trabajen como limpia-retretes, que seguro que también si es necesario, o bien estas excelentes ofertas se dirigen a los hijos de los extranjeros que han crecido en este país. Es decir, ¡a daneses! Esos daneses que aquí se llaman "inmigrantes de segunda generación" que lo que son es "daneses de primera generación" aparentemente tienen que contentarse con trabajar en los trabajos que los daneses de pura raza (los que son pæredanske) no quieren. ¿Y la excusa? Porque no es que no hablen el idioma o conozcan las normas de esta cultura. Solo se llaman Mohammed, Kunta, Lee y Manuel, tienen el pelo o la piel más oscura y la cultura y/o religión de sus padres es diferente. Pero en lo demás, son daneses. Y en muchos casos bilingües y con educación. ¡Pero aparentemente solo sirven para limpiar váteres!

Me pone de una mala leche que no os imagináis :-(

votar





6 comentarios:

  1. Anónimo6/4/09 18:07

    Well, then perhaps you should gain your own country again. I think there are interesting times for Spain ahead. Argentina will soon sound as a joke.

    ResponderEliminar
  2. And what do you mean by that?

    ResponderEliminar
  3. Si te ha interesado esta entrada, te recomiendo que leas esta otra sobre los extranjeros y sus trabajos en Dinamarca: http://lilleskvat.blogspot.com/2008/12/un-taxista-con-titulo-de-doctor.html

    ResponderEliminar
  4. Anónimo5/6/09 2:09

    Tan mal esta la política social en Dinamarca.
    Tenia pensado ir a Dinamarca pero la verdad leyendo todo esto quita bastante las ganas, yo pensaba que los daneses eran en su inmensa mayoria gente abierta y tolerante y por lo que pones su política parece bastante del tipo Berlusconi mas que del rollo "tolerante, abierto y liberal" de los países nórdicos, pero bueno parece que tienen un buen gabinete de publicidad o por lo menos mejor que el de Berlusconi.

    ResponderEliminar
  5. Siempre lo puedes intentar, si no te importa hacer un trabajo malo y por un salario más bajo que un danés, además de que te traten de forma discriminatoria constantemente...

    Sí, desde luego que su departamento de publicidad exterior es bueno. La buena fama se basa en su publicidad, no en hechos.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo9/7/10 20:11

    ¿Funcionario de Prisiones? - Dudo mucho de que en Dinamarca te permitan ser un funcionario ni de prisiones ni de nada. Los trabajos que suponen salvaguarda de intereses estatales son solo para los Daneses, por favor, corrígeme si me equivoco, y si es asi ponme un enlace que lo vea con mis propios ojos. Gracias.

    ResponderEliminar

Si tienes problemas para dejar tu comentario, vuelve a pulsar en "Publicar". Casi siempre con insistir un par de veces funciona. Si no también puedes enviármelo a mi email en lilleskvat(a)gmail.com