21 julio 2008

Adiós a tener un hijo


Y aquí se acaba el sueño de tener hijos. No se puede de forma natural. No se puede adoptar por los medios habituales. No se puede encontrar una madre de alquiler. No se puede adoptar directamente. No se puede NADA. Como si no fuera suficiente desgracia tener una mala salud, también te tiene que joder de este modo tan cruel tus sueños y tus deseos.

Ahora lamento haberme atrevido a expresar en alto mis sueños, haber sido capaz de reconocer en mí el deseo de querer tener un hijo, y sobre todo el haberle preguntado a K si él también lo quería. Ahora desearía que todo se hubiera quedado en el punto en el que estaba antes, cuando pensaba que por mi mala salud nunca iba a poder tenerlos y por eso no me lo planteaba, y cuando no tenía que sufrir por las decisiones del otro. ¡Era más fácil de aceptar! Ahora, tras meses soñándolo en alto, leyendo sobre adopción, sobre métodos alternativos, buscando en Internet, hablando sobre ello, yendo a las instituciones encargadas de la adopción aquí, escribiendo en mi blog, etc., ahora es horrible tener que aceptar y comprender que todo eso que deseas está cerrado para ti porque ni la sociedad te considera suficientemente "apta" ni tu esposo quiere seguir intentado caminos diferentes. ¡Ahora todo se va a la mierda y yo me quedo aquí frustrada y dolorida!

Y entonces es adiós a la posibilidad de tener un niño huérfano al que darle una vida mejor. Adiós a la posibilidad de ayudar a crear una vida. Adiós a la posibilidad de tener un niño al que consolar cuando está triste, al que abrazar cuando tiene miedo o quiere mimos, al que alimentar cuando tiene hambre, al que hacer reír cuando juega contigo, al que vestir cuando todavía no sabe, al que apoyar cuando necesita un hombro, al que... querer con toda tu alma. Esa, mi alma, se queda ahora dolorida sin haberte dado todo ese amor que tenía para ti.

votar





4 comentarios:

  1. Ahora te propongo algo por email... pero vamos, que lo siento :-(

    ResponderEliminar
  2. No puedo pensar en unos padres mejores, capaces de enseñar a un hijo o una hija un respeto tan enorme por los demás, con la gran tolerancia y apertura de mente de las que aprendo cada vez que os veo, el cariño, la constancia, la lucha por lo que es justo, el carácter, el equilibrio.
    Siento escuchar que un niño se va a quedar sin ese amor que describes.
    Es difícil encontrar palabras para dar ánimos cuando se rompen los sueños, porque se te rompe un poco el corazón.
    Pero sois geniales, sois una pareja guay, os tenéis el uno al otro y os queréis un montón, y encontraréis la forma de canalizar ese cariño. También ten en cuetna que eres una inmigrante en un país de rubios tía...Tal vez por España las cosas sean diferentes..
    Muchos besos, muchos abrazos y mucho cariño.

    ResponderEliminar

Si tienes problemas para dejar tu comentario, vuelve a pulsar en "Publicar". Casi siempre con insistir un par de veces funciona. Si no también puedes enviármelo a mi email en lilleskvat(a)gmail.com